COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Miércoles, 30 noviembre - 2022 (23:49 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
VIII Rallye Internacional Islas Canarias (27-28 junio 1986)
Zanini-Autet (Ford RS 200) triunfo por eliminación
Tiempos felices de grandes máquinas, tanto a nivel regional como en el Campeonato de España, que entonces tenía dos pruebas consecutivas en el archipiélago. Concretamente en la temporada 1986 se disputaba en primer lugar el “VIII Rallye Islas Canarias” en la isla de Tenerife, y en el fin de semana siguiente el “X Rallye El Corte Inglés” en Gran Canaria. Lógicamente los equipos oficiales que entonces seguían el nacional de rallies disputaban ambas carreras.
2 ComentariosImprimir27-06-1986  |  Juan J. Alonso/ Fotos: José Manuel Nuez
AMPLIAR
AMPLIAR
AMPLIAR
Eran otros tiempos bien distintos, tanto que para que un rallye fuese puntuable para el Campeonato de España era requisito indispensable que tuviese 50 equipos en la salida. La Escudería Anaga escapaba por “los pelos” con una inscripción de 55 binomios (50 justamente tomaban la salida) pero de una calidad extraordinaria, destacando Carlos Sainz (Renault Maxi 5 Turbo), Antonio Zanini (Ford RS 200), tres Opel Manta 400 para Beny Fernández, Carlos Alonso-Lamberti y José Arqué; Santi Álvarez (Renault 5 Turbo Tour de Corse), José María Ponce (BMW 635 CSi), José Luis Rivero (Mercedes 190 E 2.3-16), Melchor Dávila (Renault 5 Turbo), etc.

Una participación escasa en número que era consecuencia precisamente del agrupamiento de los dos rallies más importantes de la temporada canaria y, sobre todo, de la desproporcionada dureza de la prueba tinerfeña, que hizo desistir a un buen número de posibles participantes. El rutómetro tenía nada menos que 876,300 km, de los que 279,150 correspondían a los 24 tramos cronometrados, 8 distintos que se disputaban a triple pasada. En cambio la dotación en premios era muy importante: 1.850.000 pesetas, de las que 300.000 correspondían al equipo vencedor.

Primer y efímero líder Carlos Sainz, que tras marcar el mejor tiempo en Barranco Hondo-Araya, abandonaba en el enlace por rotura de turbo en el Renault Maxi 5 Turbo. Pasaba a liderar el rallye Medardo Pérez, que tras anotarse los mejores tiempos en “Arafo-Las Lagunetas” (pese a un trompo) y en “El Bailadero-San Andrés” abría una diferencia de 22 segundos respecto a Antonio Zanini, que en el tercer tramo sufría problemas de turbo en el Ford RS 200.

Sin embargo, también el liderato de Medardo iba a concluir prematuramente, y de forma dramática. En la segunda pasada por “Barranco Hondo-Araya” el piloto palmero se ciñe excesivamente en un curva a derechas tocando una especie de bordillo que hace rebotar al Lancia sobre el risco de la inmediata curva a izquierda. Quien esto escribe, copiloto protagonista del infortunado lance, quedaba aprisionado en el habitáculo con fracturas en ambas piernas, especialmente graves en la derecha, y lo que es peor, con las ilusiones destrozadas junto a las del equipo Flick Sport.

Ironías del destino, el catalán José Arqué, que había pasado de largo ante el maltrecho Lancia Rally 037, se accidentaba poco después con el Manta 400 oficial de Opel España, terminando ahí su particular lucha con Carlos Alonso-Lamberti.

Con las tres pasadas al bucle de tres tramos finalizaba la primera sección del rallye, que se había cobrado nada menos que 16 bajas, con un Antonio Zanini administrando con maestría su liderato frente a Beny Fernández, que mantenía a raya a Carlos Alonso-Lamberti; entre los dos pilotos de Opel se intercalaba Santi Álvarez con el Renault 5 Turbo Tour de Corse. Seguían los más destacados de Grupo A, donde José María Ponce (BMW 635 CSi) se iba distanciando claramente de José Luis Rivero (Mercedes 190 E 2.3-16) que era el primer tinerfeño en la clasificación, seguido de cerca por Fernando Capdevila, que estaba dando todo un recital con el BMW 325i de Sauermann Competición, dominando ampliamente el Grupo N.

La segunda sección, nocturna en su mayor parte, pues se iniciaba a las 23.30 horas, era además mucho más dura que la primera, con triple pasada a los tramos “Porís-Arico”, “Atogo” (sur-norte), “La Escalona” , “Icor-Fasnia” y “Vilaflor-Granadilla”.

Una dureza que aconsejaba conservar posiciones, caso de Zanini y Beny Fernández, mientras por el tercer puesto pugnaban Lamberti y Santi Álvarez, el de Opel quejándose de bajo rendimiento en el motor hecho por Meycon (el “pata negra” de Conrero lo había reservado para El Corte Inglés) tomándole la delantera el joven piloto del Renault, que en la última pasada por Arico pierde una rueda delantera tras un llantazo, terminando así de injustamente su gran carrera.

Otros abandonos de importancia habían sido los de Antonio Ponce, que volcaba en “Arico” con el Citroën Visa GTI; Félix Delgado, que tras ser el primer líder de Grupo A debía retirarse por avería en la caja de cambios del Toyota Corolla. Tomás Gimeno se quedaba por avería de transmisión en el VW Golf GTI 16V, tras luchar infructuosamente en Grupo N frente a Fernando Capdevila, que era excluido a posteriori tras las reclamaciones que le presentaba Ahlers y Rahn Competición al diferencial y caja de cambios del BMW 325i por un lado, y a la culata, levas y alimentación por otro, pasando a ser primero en turismos de serie y en la Copa Golf Antonio Betancort “El Canario”, seguido de Juan Lorenzo González, ambos superando diversos problemas derivados del castigador rutómetro.

Antonio Zanini llegaba como vencedor al Parque García Sanabria; Beny Fernández, segundo, pasaba a liderar el Campeonato de España. Carlos Alonso-Lamberti puntuaba como primero en el Campeonato Regional y en el de Tenerife; José María Ponce era el vencedor en Grupo A; José Luis Rivero, copilotado por Alfredo Medina, era el primer equipo tinerfeño superviviente en la clasificación, donde era seguido a bastante distancia por Borja Moratal, piloto oficial de Peugeot España, Melchor Dávila con el Renault 5 Turbo y Nono Domínguez pilotando su Opel Manta GT/E.

En el siguiente fin de semana, Carlos Sainz se desquitaba imponiéndose en “El Corte Inglés” a Antonio Zanini, con Jimmy McRae (MG Metro 6R4) en el tercer escalón del podio. Pero esta es otra historia.
Página 1 de 1   
Comentarios · 2
2 · Charlie 28-08-2014 16:28 h.
Una lástima aquel accidente de Medardo en Barranco Hondo, estaba siendo superior a Zanini... Se le echó de menos la semana siguiente en el Corte Inglés.
1 · juan pedro 27-08-2014 11:16 h.
gracias por refrescarnos la memoria,jj alonso,que los participantes y organizadores de ahora saquen conclusiones de los rallyes de antaño(que si eran verdaderos rallyes)
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia