COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Sábado, 21 mayo - 2022 (00:44 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Gama Nissan Crossover 4x4, con acento todocamino
Hasta ahora Nissan había focalizado la imagen y el mensaje de sus modelos Crossover -Qashqai y Juke- en un entorno básicamente urbano, sin embargo el departamento de Marketing de Nissan Iberia ha creado su propia estrategia para difundir las aptitudes de estos modelos, así como del premium Murano en todo terreno. Todo ello se ha dado a conocer en una jornada de pruebas por carreteras y pistas de tierra en la provincia de Madrid.
0 ComentariosImprimir05-07-2012  |  Juan J. Alonso
De este modo Nissan se lanza a la conquista de nuevos territorios, ofreciendo una gama con lo mejor dos dos mundos, el urbano y el todocamino, a la vez que introduce un nuevo motor 1.6 dCi de 130 CV y aplica el sistema de tracción total All Mode 4x4, uniéndose a los otros modelos de esta gama que ya incorporaban la tracción integral.

Este motor diesel sustituye al 2.0 litros, conservando el mismo par motor y reduciendo de forma importante el consumo de combustible gracias a la contribución del sistema start/stop. Otra novedad es la introducción de la extraordinariamente práctica cámara de visión 360º, que permite visualizar todo el entorno del vehículo desde cualquier ángulo. Con estas incorporaciones en el modelo Qashqai, Nissan se marca el objetivo de seguir liderando en términos absolutos las ventas a particulares en el mercado español, tal como hja sucedido en el periodo enero-mayo 2012.

Este dominio del Qashqai en las listas de ventas, junto al aumento de las conseguidas por el Murano, coincidiendo con el lanzamiento de su versión diesel, tuvo dos efectos. El primero, el de subrayar la creciente reputación de Nissan como marca innovadora y líder en la creación de nuevos productos y el segundo, inspirar a la compañía para aplicar las mismas características crossover al segmento B, Así nació el crossover pequeño, Nissan Juke.
 
Juke 4x4
El Juke está basado en la plataforma B de la Alianza Renault Nissan, que ha sido actualizada para esta nueva aplicación. Tiene una distancia entre ejes de 2.530 mm y mide 4.135 mm de largo, 1.765 mm de ancho y 1.570 mm de alto. Las versiones de acceso a la gama disponen de llantas de 16 pulgadas de serie pero puede también puede montar llantas de 17 pulgadas calzadas con neumáticos 215/55 R17 ya que las vías delanteras y traseras miden 1.525 mm.

Además de su entorno urbano, la combinación de una altura libre al suelo elevada y ruedas de grandes dimensiones facilita la circulación por superficies en mal estado y la superación de los ralentizadores colocados en las calles sin que el confort de marcha se vea afectado, como sí ocurre con los tradicionales polivalentes deportivos.

Pese a su aspecto de SUV y su centro de gravedad relativamente elevado, el punto de inercia del Juke es lo más bajo posible para evitar al máximo el balanceo de la carrocería en curva.

La agilidad del coche es también fruto de la dirección asistida eléctrica sensible a la velocidad, de serie en todos los modelos, y del aumento de la rigidez y de la resistencia a la flexión de la parte superior de la carrocería. El Juke incorpora una estructura en anillo de nuevo desarrollo que conecta la parte superior de la carrocería con la suspensión trasera para incrementar la rigidez torsional.

En contra de lo que suele ser habitual en su segmento, el Juke dispone de la opción All Mode 4x4-i TVC además de la tracción delantera convencional. Las versiones 4x4- disponen de una nueva suspensión trasera multibrazo acoplada al sistema All Mode 4x4i ahora con sistema sensible al par Torque Vectoring Control (TVC). Es la primera vez que este tipo de tracción se incorpora a un coche del segmento B. Es más, esta innovación suele reservarse a los coches deportivos Premium de altas prestaciones. La vía trasera de las versiones con el sistema All-Mode 4x4-i es ligeramente más estrecha (1.505 mm) como consecuencia de la diferente configuración de la suspensión multibrazo.

El sistema sensible al par Torque Vectoring Control (TVC) se ha diseñado para proporcionar agilidad y diversión al volante. Normalmente, un buen comportamiento dinámico se consigue endureciendo la suspensión y por consiguiente comprometiendo el confort de marcha. Este no es el caso del Juke.

Mientras que el sistema de tracción integral automática (AWD) puede enviar par a las ruedas traseras, hasta un reparto máximo de 50:50, la adición del sistema TVS significa que el par que va al eje trasero puede repartirse a entre ambas ruedas hasta en una relación de 0/100.

El sistema sensible al par actúa sobre el eje posterior gracias a la presencia de dos acopladores eléctricos en cada extremo del eje motriz y a una relación final más corta. El nuevo sistema de tracción a las cuatro ruedas es notablemente más ligero, compacto y rápido que los sistemas similares utilizados por otros fabricantes.

El sistema trabaja procesando la información procedente de varios sensores (velocidad de las ruedas, ángulo del volante, ángulo de inclinación de la carrocería y aceleración G lateral), interpretándola y anticipándose así a las reacciones del conductor. Los acopladores eléctricos del eje trasero ajustan la entrega de par a la rueda exterior, definiendo así el comportamiento en curva del Juke favoreciendo el comportamiento tanto en el paso por curvas como en cambios de carril.

El resultado es que el Juke es un coche ágil en curva a alta velocidad, sin subviraje y exigiendo menores esfuerzos al volante para realizar cambios de dirección.

El conductor es informado en tiempo real de la acción del sistema TVC mediante un gráfico que aparece en la pantalla de la instrumentación.

El sistema All Mode 4x4-i TVC está disponible con el propulsor 1.6 DIG-T, que combina avanzadas ideas de ingeniería para crear un coche realmente deportivo e innovador.
 
Con inyección directa de gasolina y turbocompresor, el DIG-T es uno de los coches más potentes de su clase. Desarrolla 190 CV y 240 Nm y proporciona la potencia y la respuesta propias de un motor de 2,5 litros con el consumo de un motor más pequeño. Hay dos niveles de equipamiento, Tekna Premium y Shiro, ambos asociados siempre a una transmisión automática secuencial de 6 velocidades.

Qashqai 4x4
La gama Nissan Qashqai incorpora las versiones All Mode 4x4 con la motorización 1.6 dCi de 130 caballos. Desde hace unos meses, tanto el Nissan Qashqai como su hermano de siete plazas, el Qashqai+2, están disponibles con este nuevo motor desarrollado conjuntamente con Renault, socio de Nissan en la Alianza.

Con 130 CV y el sistema Stop & Start de serie, este motor es el diesel más potente del mundo en su cilindrada y su impresionante cifra de par de 320Nm (equivalente a la del motor 2.0 al que sustituye), se consigue a tan sólo 1.750 rpm, con el 80% del total disponible, desde sólo 1.500 rpm. Esta mejora en las prestaciones no se ha conseguido a costa del medio ambiente, ya que su consumo combinado es un 24% inferior al del 2.0 dCi.
  
El nuevo 1.6 dCi, dispone de sistema Stop & Start combinado con un alternador regenerativo que usa la energía de las desaceleraciones para cargar la batería. El sistema de frenado regenerativo, consigue, por si sólo, una reducción del 3,5% de las emisiones de CO2.
 
El sistema de tracción a las cuatro ruedas del Qashqai incorpora gran parte de la tecnología más sofisticada disponible en el mercado de los 4x4. Desarrollado por Nissan, el sistema All-Mode 4x4 permite una conducción más segura y relajada gracias a una electrónica avanzada que se encarga de todo lo referente a la tracción. Además del nuevo motor 1.6 dCi de 130 CV, también está asociado a los propulsores 2.0i de gasolina y 140 CV y el 2.0 dCi de 150 CV con transmisión automática.

En esencia, el All-Mode 4x4 asegura que el Qashqai se agarre siempre a la carretera o pistas, con independencia de las condiciones del piso. Pero a diferencia de otros sistemas automáticos de tracción a las cuatro ruedas, para asegurar que la transmisión se transfiera entre las ruedas y los ejes en cuanto surja un problema, el All Mode 4x4 utiliza una sistema de accionamiento electrico en lugar de bombas hidráulicas dobles.

En circunstancias normales, el Qashqai opera con tracción a las ruedas delanteras lo que reduce la pérdida de energía y, además, permite ahorrar combustible. Sin embargo, cuando detecta una pérdida de agarre, el embrague central de la transmisión trasera se activa electrónicamente y la transmisión se reparte entre el eje delantero y el trasero como mejor convenga.

El sistema tiene tres modos que se seleccionan con un mando en la consola central. En 2WD, el sistema opera siempre en tracción a las ruedas delanteras, ideal para el uso en la carretera cuando las condiciones meteorológicas son buenas. Sin embargo, cuando se escoge la opción Lock, el sistema cambia a tracción a las cuatro ruedas, repartiendo la tracción en una proporción de 50:50, delante y detrás respectivamente.

El modo más utilizado es el Auto. Al seleccionarlo, podemos olvidarnos de cuáles son las condiciones de la carretera ya que el sistema lo hace de forma automática. Varios sensores (que unen la ECU del motor con la tracción a las cuatro ruedas y el controlador ABS) controlan continuamente el deslizamiento de las ruedas y envían señales al embrague central electromagnético de forma automática situado justo delante del eje trasero para repartir la proporción de par correcta.

Si el Qashqai se deja en modo Auto, el sistema se compensará automáticamente cuando la carretera se en condiciones resbaladizas provocadas por las hojas mojadas en otoño, el hielo propio de las mañanas de invierno o la gravilla suelta de las pistas en cualquier momento del año.

El AllMode 4x4 está unido al Sistema Electrónico de Control de Tracción (ESP) de octava generación de Bosch. Utilizando sensores unidos a los frenos, la dirección, las ruedas y la propia carrocería, el ESP controla constantemente la manera cómo se conduce el coche.

Asimismo, el Qashqai cuenta con otros sistemas de control electrónicos como el CBC (Concerning Brake Control) y el EUC (Enhanced Understeer Control). En este último caso, el sistema aplica los frenos a las cuatro ruedas para reducir el exceso de subviraje. Por último, el HFC (Hydraulic Fade Compensation) impide que los frenos fallen después de haber sido utilizados durante un largo periodo.

Finalmente, respecto al Juke, indicar que a las versiones Kuro y Shiro, se unirá en octubre la Ministry off Sound, con un equipamiento especial de sonido. En enero de 2013 aparecera el Juke Nismo, una variante deportiva potenciada hasta los 200 CV y que tendrá su propia gama.

Murano, el premium
El Murano en el tercer pilar de la gama crossover 4x4 de Nissan y completa por arriba la oferta del Juke y el Qashqai. Muy popular en numerosos mercados europeos, y especialmente en Rusia, la llegada, por primera vez, de una versión diesel en 2010 multiplicó sus ventas. Coincidiendo con un sutil restyling que aumentó el aspecto Premium del coche, el motor diesel abrió la puerta del modelo a muchos más clientes potenciales.
 
El motor diesel 2.5 dCi, específicamente puesto a punto para el mercado europeo se acopla a una caja de cambios automática de seis relaciones con Control Adaptativo, la unidad de cuatro cilindros ofrece un equilibrio perfecto entre rendimiento y eficiencia con 190 CV y 450 Nm de par a tan solo 2.000 rpm. Las emisiones de CO2 son de 210 g/km mientras que el consumo combinado es de sólo 8 l/100kms.
 
Y, naturalmente, el Murano dispone del sistema inteligente de tracción integral Nissan All-Mode 4x4-i que le otorga una excelente manejabilidad y una fantástica capacidad de tracción incluso bajo las condiciones de adherencia más precarias.

El nuevo Murano se beneficia de la última tecnología Nissan de cuatro ruedas motrices, el All Mode 4x4-i, un sistema inteligente de tracción integral permanente en el que el par se distribuye en función de las necesidades puntuales de tracción. En condiciones normales de adherencia, la mayoría del par se envía a las ruedas delanteras pero en función del tipo de piso por el que se circule, el 50% puede ser asumido por el eje trasero.

El All Mode 4x4-i monitoriza de manera constante los sensores embarcados y utiliza las informaciones de velocidad de las ruedas y de los ángulos de inclinación de la carrocería para decidir la distribución ideal del par entre los ejes delantero y trasero. El conductor puede bloquear el reparto para enviar par a todas las ruedas en condiciones particularmente complicadas mediante un botón en la consola central.

A velocidades por encima de 80 km/h. el All Mode 4x4-i funciona de manera predictiva, anticipándose al riesgo de deslizamiento de cualquiera de las ruedas gracias a la información que recibe de los sensores del acelerador y el régimen del motor y enviando parte del par al eje trasero cuando considera que el delantero será incapaz de asumirlo en su totalidad sin que las ruedas deslicen. Por debajo de 80 km/h. el sistema reacciona al patinaje de cualquiera de las ruedas delanteras transfiriendo par de manera inmediata a las traseras.

Con ello se consigue que el coche tenga un comportamiento neutro en el que el subviraje se elimina casi por completo a cualquier velocidad mientras que, cuando se circula a velocidad elevada, se aumentan los niveles de sensibilidad al volante y de estabilidad lineal. El sistema trabaja también de manera excepcional sobre superficies muy deslizantes mediante la monitorización constante del nivel de adherencia para garantizar la mayor tracción posible.

Cuando trabaja en condiciones normales, el par del motor pasa a la transmisión y de ahí a la caja de transferencia delantera. Esta caja acciona, además, el árbol de transmisión que está en movimiento pero sin activar las ruedas traseras.

Además de utilizar la información del control de estabilidad y tracción (VDC por Vehicle Dynamic Control) que el Murano monta de serie, el sistema recibe información de la centralita electrónica del motor y monitoriza la velocidad de las ruedas, el ángulo de dirección así como las fuerzas G de aceleración tanto transversal como longitudinal y el ángulo de inclinación de la carrocería para anticipar la posibilidad de que cualquiera de las ruedas patine.

Al final de la línea de transmisión encontramos un acoplador controlado electrónicamente, encargado de repartir el par entre ambos ejes. Su embrague principal está conectado al árbol de transmisión que llega de la caja de transferencia delantera mientras que un segundo embrague de control engarza el eje trasero.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia