COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Viernes, 1 julio - 2022 (15:01 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Volkswagen ID.5 GTX: amor a segunda vista
Nueva entrega de la saga ID., portadora del dígito 5, con una inspiración centrada en el concepto SUV cupé al que se le ha añadido la bien merecida coletilla “premium”, fruto de una soberbia dotación de equipamiento y un refinado diseño exterior.
0 ComentariosImprimir23-06-2022  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
AMPLIAR
La primera ocasión que tuve de observar en vivo el ID.5 sentí cierta desilusión, pues aparentemente en poco se diferenciaba de su hermano ID.4, al menos bajo la hosca localización escogida por Volkswagen Canarias para mostrárnoslo en el acto de presentación.
A los pocos días tuve ocasión de reencontrarme con el ID.5 y nada más verlo a la luz del día cambió por completo mi primera percepción, tornándose en una irresistible atracción.

No cabe duda de que con la familia ID. la marca alemana ha sacado a relucir su faceta más creativa, dando forma a automóviles con alma, reflejada en un frontal de facciones amables, sonriente y humanizado. ID.5 sigue el patrón estético de sus hermanos 3 y 4 hasta el pilar B, a partir del cual sale a relucir la personalidad de esta serie, caracterizada por un techo de caída prominente al más puro estilo cupé, rematada por un deportivo alerón, que en la versión GTX es doble, conformando una zaga de lo mas sugerente.

El coeficiente aerodinámico del ID.5 mejora en dos puntos el del ID.4, situándose en 0,26 (0,27 para el GTX) gracias a su perfil más afilado y a la interacción entre el spoiler
del portón y el difusor del paragolpes, además de las manecillas de las puertas enrasadas con la carrocería, o la cortinilla escamoteable de la calandra, que se abre únicamente cuando se requiere refrigeración en el vano motor.

Fruto de la utilización de la plataforma MEB es el resultado de tener las ruedas situadas muy en las esquinas, dando lugar a voladizos muy cortos, típicos ID., que a simple vista hacen adivinar un habitáculo espacioso, tanto como que su distancia entre ejes es de nada menos que 2,77m, a los que se suman 1,85m de ancho, 1,62m de alto y 4,58m de largo, cotas que encuadran a este modelo como un SUV compacto, convenientemente potenciado visualmente por unas llantas que pueden llegar a ser de 21”.

Habitáculo amplio y funcional

La de Wolfsburgo es la marca del Grupo que más ha implementado el concepto de la funcionalidad en sus espacios habitables dentro de la gama eléctrica, poniendo en práctica una “escandinavización” de la cabina que a mí particularmente me parece acertada, pues supone romper lazos con la demonizada combustión resumiendo los mandos del elevalunas en el lado del conductor (la misma tecla sirve para la luneta delantera y trasera), abriendo espacios entre los ocupantes delanteros y minimalizando los elementos que conforman el hábitat de los pasajeros. Un detalle a destacar es la presencia de sendos apoyabrazos ajustables entre los asientos delanteros.

Una de las dudas que emergen antes de acomodarnos en la cabina posterior de este SUV cupé es cómo han resuelto la prominente caída del techo para que no entorpezca el acceso a las plazas, y la clave es plataforma MEB, ese prodigioso bastidor modulable capaz de sustentar un turismo como el ID.3 o una furgoneta como ID.Buzz. En el caso del ID.5, y dado que el suelo es muy bajo y plano, no han existido cortapisas para dar cabida a una banqueta cuya altura no hace necesario un excesivo gesto de “reverencia” para acomodarnos, eso sí, ligeramente más acentuado que en el ID.4.

El maletero del ID.5 tiene una capacidad básica de 549 litros -ligeramente superior a la del ID.4- que, con los respaldos de los asientos traseros plegados, es de 1.561 litros con carga hasta el techo. El paquete de asistencia Plus incluye el portón trasero de accionamiento eléctrico "Easy Open & Close", que puede abrirse y cerrarse con el movimiento del pie.

En coherencia con la sostenibilidad que hace gala esta nueva corriente ecológica aplicada al automóvil, el ID.5 no utiliza materiales de origen animal, siendo el textil el material estándar. En el caso del GTX, los asientos combinan tejido con cuero sintético, mientras en otras áreas se aprovechan botellas de plástico recicladas.

A nivel de infoentretenimiento y conectividad, ID.5 estrena la versión 3.1 de software, cuyas posteriores actualizaciones se pueden instalar de forma inalámbrica. El sistema se apoya en sendas pantallas digitales. La del conductor, una muy simple de 5,3” gestionada desde el volante, y la central, emergiendo desde el tablero, con 12” y manejo táctil, además de plenamente intuitivo, que es algo en lo que Volkswagen se diferencia de algunos competidores, pues ha logrado que en cuestión de minutos seamos capaces de familiarizarnos con sus menús y opciones sin dificultad alguna.

En la base del parabrisas encontramos un gadget común a la familia eléctrica de Volkswagen, como es el ID. Light, una tira luminosa LED que nos indica si el vehículo está listo para circular, en qué dirección debe girar a continuación (siguiendo indicaciones del navegador), si se está cargando la batería, o advertirnos de situaciones de peligro.


GTX: tracción total, 299 CV

Las siglas GTX a continuación de ID. son similares a GTI después de Polo, Golf, etc, es decir, versión prestacional de un modelo concreto. En el caso de ID.5 tres son las posibilidades de unidades propulsoras, todas ellas alimentadas por una batería de 77 kW refrigerada por agua: versión básica con motor trasero de 174 CV y 514 km de autonomía. Versión intermedia con motor trasero de 204 CV y 514 km de autonomía; para finalizar con el tope de gama, de apellido GTX con motor delantero y trasero, 299 CV de potencia combinada y autonomía de 490 km, que es la unidad cedida por Volkswagen Canarias para esta prueba.

El motor predominante en la impulsión del ID.5 GTX es el posterior, del tipo síncrono permanente con 204 CV de potencia y 310 Nm de par. En el tren anterior se ubica un propulsor asíncrono de 109 CV y 162 Nm de par, que entra en acción bajo fuertes solicitaciones del acelerador, en firme deslizante, o al seleccionar los modos de conducción Sport y Traction. La potencia combinada es de 299 CV y el par 460 Nm, con velocidad autolimitada a 180 km/h y una capacidad para acelerar de 0 a 100 km/h en 6,3 segundos, una cifra realmente baja si tenemos en cuenta los 2.242 de masa que debe desplazar.

Volkswagen ha homologado un consumo de 17,1 kWh/100 km, que arroja una autonomía de 490 km, si bien durante esta prueba hemos obtenido una media real muy cercana a la registrada por el fabricante: 17,9 kWh/100 km.

A nivel dinámico el comportamiento del ID.5 GTX es adaptable al estado de ánimo del conductor, que tiene a disposición cinco modos de conducción: Eco, Comfort, Sport, Traction e Individual. Dado el bajo centro de gravedad, se muestra realmente neutro de reacciones y de movimientos fácilmente predecibles, aunque lo normal es circular en el modo de mayor eficiencia, pues de eso trata la movilidad sostenible, lo que comporta un ritmo de viaje bastante placentero, apoyado por un soberbio aislamiento del tren de rodaje respecto al habitáculo, incluso en vías con un alto grado de destrozo.

Como no podía ser de otra manera, ID.5 incorpora un batallón de ayudas a la conducción, entre las que destaca el Travel Assist con datos de tráfico, que permite el guiado lateral y longitudinal semiautomático dentro de los límites del sistema en todo el rango de velocidades y, por primera vez, el cambio de carril asistido en autopistas (a partir de 90 km/h).

Recarga a 135 kW

Los usuarios que tengan la suerte de disponer un punto de recarga ultra rápido -abstenerse propietarios canarios- podrán cargar la batería del ID.5 con una potencia de hasta 135 kW (10 kW más que el ID.4), lo que se traduce en un lapso de 29 minutos para pasar del 5 al 80% de nivel de carga, comportándoles una autonomía de 390 km.

En referencia a la frenada regenerativa, Volkswagen sigue fiel a su sistema automatizado, que permite una recarga suave y otra más eficiente. A esta última se accede seleccionando en el selector de cambio la posición B (Brake) y puede llegar a deceleraciones de hasta 0,3 g.

El precio del ID.5 GTX con campaña de descuento a cargo de la marca es de 54.730 euros, aunque la versión de acceso parte desde 38.600 euros.


FICHA TÉCNICA
MARCAVolkswagen
MODELOID.5 GTX
MOTOR
Tipo:Eléctrico doble
Disposición: Delantero y trasero
Alimentación: Batería iones litio, 77 kWh
Potencia (CV): 299
Par motor (Nm): 460
TRANSMISION
Tipo: Total
Cambio: Automático
DIMENSIONES
Longitud (mm.): 4.582
Anchura (mm.): 1.852
Altura (mm.): 1.619
Batalla (mm.): 2.766
Peso (kg.): 2.242
Volúmen maletero (lit.): 549
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h): 180
0-100 km/h (seg.): 6,3
Consumo (kWh/100 km): 17,1
Emisiones CO2 (gr/km)0
Autonomía (km)490
Precio (euros): 54.730
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia