COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Martes, 1 diciembre - 2020 (01:34 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
XIII Rallye de Maspalomas (6-7 diciembre 1986)
Resurgimiento del rallye con triunfo de Medardo Pérez
La celebración este fin de semana del 47º Rallye de Maspalomas, me ha reactivado la “retro-moviola” trasladándome al final de la temporada 1986, cuando un renovado rallye iniciaba una nueva época que, de la mano de Escudería Maspalomas se sigue prolongando felizmente 34 años después.
0 ComentariosImprimir06-12-1986  |  Juan J. Alonso
AMPLIAR
Después de la “subida a los cielos” (Campeonato de Europa en la temporada 1981), la siguiente edición significaba el “descenso a los infiernos” con pérdida de la categoría europea y un desarrollo con reclamaciones, polémicas y el abandono de la prueba por parte de la Escudería Drago.

Las siguientes tres temporadas fueron una “travesía del desierto” durante la cual el rallye sobrevivió gracias a la preocupación y trabajo desarrollado por la revista Canarias Motor y la escudería Centro de Santa Brígida, hasta que se llegó al acuerdo de traspasar la organización del rallye a la Escudería Maspalomas, presidida por Miguel Ángel Domínguez y con Ismael Rodríguez de secretario. Tras comenzar con buen pie en el montaje del Rallyesprint San Fernando de Maspalomas, los ilusionados sureños se dieron a la tarea de recuperar la imagen del rallye.

Diseñaron un rutómetro con dos etapas y 16 tramos cronometrados, siete distintos: “Fataga” (5,880 km), “Era del Cardón” 8,900 km; “Los Marteles” 9,000 km, “Roque Nublo” 7,500 km; “Arteara” 9,800 km; “Cruz-Grande Ayacata” 9,900 km y “Tejeda” con 6,530 km. Como puede observarse mucho más duro que las versiones al uso en los rallies actuales, y además con el añadido de 1,5 millones de pesetas en premios, 220.000 para el ganador…

La estructura del rallye se dividió entre los citados actos, que se programaron en el Yumbo Centrum, y la sede del rallye, incluyendo el reagrupamiento nocturno, en el Hotel Buenaventura Playa, que vivió una efervescencia especial con el alojamiento de los equipos tinerfeños y buena parte de los grancanarios.

En el plano deportivo se daba un espectacular mano a mano entre Medardo Pérez (Lancia Rally 037) y Carlos Alonso-Lamberti (Opel Manta 400) que se alternaban los scratchs de los tramos iniciales con unas diferencias mínimas, seguidos muy de cerca por Santiago Álvarez (Renault Maxi 5 Turbo) y Manuel Rodríguez (Lancia Rally 037) en un exuberante despliegue de los grupos B punteros de la época.

En el TC6, “Subida de los Marteles”, el Lancia de Medardo sufre bloqueo del cambio en tercera y el de Manuel Rodríguez “El Vaquero” problemas de estabilidad, situándose Lamberti como líder, seguido a 4 segundos por Santi Álvarez, 6 segundos respecto a “El Vaquero” y 12 sobre Medardo. Quinto rodaba José María Ponce (BMW 635 CSi) que solo necesitaba terminar para anotarse el Campeonato Provincial, y sexto el tinerfeño José Luis Rivero, con problemas en el cambio del Mercedes 190 E 2.3-16 y el hándicap de la falta de neumáticos adecuados en la primera etapa.

La etapa del domingo llevaba a los aficionados a las cunetas de los tramos, dispuestos a disfrutar de las emociones del rallye, mientras sus protagonistas libraban también la batalla de los neumáticos. Con el Lancia en orden, Medardo se anotaba todos los tramos y lograba la victoria por un margen de solo 9 segundos sobre Carlos Alonso-Lamberti. Manuel Rodríguez, tercero, cedía bastante tiempo al errar en la monta de neumáticos, mientras Santi Álvarez cifraba su objetico en terminar tras una avería en el turbo del Renault.

José María Ponce, quinto, lograba el objetivo propuesto, mientras José Luis Rivero se defendía con solvencia de los grupos B de Enrique Rubio (Renault 5 Turbo) y Manolo Padrón (Talbot Sunbeam Lotus).

En grupo N se registraban los prematuros abandonos de Ángel Dávila y Orlando Alonso, con sendos BMW 325i; mismo tipo de vehículo con el que Fernando Capdevila marcaba las diferencias frente a Raúl Santana (Renault 5 Turbo), centrado en terminar el rallye para garantizar el título en los turismos de serie.

Otros abandonos importantes eran los de Sergio Marrero (Volvo 343 GLT), Manuel Acosta (Toyota Starlet), “Carlos” (Renault 5 Turbo), Antonio Guerra (Renault 5 Turbo) y el gallego Pío Alonso con Fiat Uno Turbo i.e.

Días después de concluir el Rallye de Maspalomas, la Federación Española publicaba los calendarios 1987 y la prueba grancanaria estaba incluida en la Copa de España de Rallies, continuando con su resurgimiento.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia