Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Exclusividad auténtica, con 300 CV y 790 kgs por 76.000 euros
KTM X-Bow R “listo para correr”
Versión completamente revisada y aún más racing del súper deportivo austriaco, que ha sido ya presentada al gran público en su configuración definitiva de serie. Fiel al lema “listo para correr” de KTM, esta versión “R” ha pasado directamente de la cadena de montaje de Graz al circuito de velocidad
17-08-2011  |  Redacción
A principios de 2009 se presentaba el primer vehículo de cuatro ruedas fabricado por el especialista en motocicletas KTM, que causaba una excelente impresión, no solo por su extravagante diseño, sino por su exclusivo concepto de movilidad al aire libre, como el de una moto, pero con cuatro puntos de apoyo, dándose a conocer de forma mediática al formar parte del elenco de monturas utilizadas en la Carrera de Campeones de 2009, celebrada en el Nido de Pekín.

Su versión más radical acaba de ver la luz, y a pesar de que a simple vista no parece muy diferente de las versiones anteriores, son muchas las novedades que se encuentran alrededor de su chasis monocasco de fibra de carbono firmado por Dallara. Los ingenieros de KTM no se han limitado a aumentar las prestaciones del motor, sino que los cambios se han hecho extensivos a muchos otros componentes con el fin de asegurar la máxima efectividad del conjunto, atendiendo a las demandas de un gran número de usuarios que suelen llevar su X-BOW al circuito y que habían pedido una versión aún más radical, rápida y potente.

La actual gama del súper deportivo incluye la versión “R”, la más potente desarrollada hasta el momento, siendo el resultado de una cuidada evolución de este espectacular y ultra ligero vehículo, que en su parte trasera incorpora un motor Audi TFSI de 2 litros y 300 CV de potencia, con un par motor de 400 Nm, lo que se traduce en una experiencia inolvidable al volante, tanto dentro como fuera de los circuitos, porque lógicamente, esta versión “R” sigue estando homologada para poder matricularse y por tanto, circular por carretera abierta.

KTM ha elegido de entre la oferta de Audi uno de sus motores más eficaces y potentes de 2.000 cc. Un motor utilizado durante un largo periodo de tiempo en la gama S3, con 265 CV de potencia, para pasar más tarde al modelo TT-S con la caballería aumentada hasta 272 CV. Para su uso en el KTM X-BOW R, el grupo propulsor se ha reforzado con un turbo de mayor capacidad, una inyección electrónica modificada y un sistema de gestión de motor también actualizado por parte de Bosch Engineering Group (BEG). Con todo ello, no tan solo se logra llevar la potencia hasta los 300 CV, sino que también se logra una significativa mejora en el par motor, que es ahora de 400 Nm a 3.300 rpm, con una suave entrega de potencia que garantiza un pilotaje excepcional en cualquier circunstancia.

Pero para que la evolución fuera del todo completa, los ingenieros de KTM no podían limitarse a elevar la potencia. Para poder disfrutarla al máximo había que modificar o cambiar completamente un gran número de componentes, desde los mismos anclajes del motor hasta las suspensiones.

Nuevo soporte de la barra estabilizadora
Sesenta CV más –nada menos que un +25% - producen unas fuerzas extremas que deben ser absorbidas por los puntos de anclaje del motor en el subchasis de aluminio. Se ha buscado no tan solo controlar dicho aumento de la potencia, sino también reforzar la parte trasera del vehículo en relación a la versión de 240 CV. La solución elegida ha sido reposicionar la barra estabilizadora, que hasta ahora estaba anclada al subchasis y ahora se sujeta directamente al monocasco de fibra de carbono. Gracias a ella la rigidez torsional aumenta de forma notable, especialmente en la fase de aceleración a la salida los virajes, propiciando en el X-BOW R un comportamiento aún mejor que el de sus “hermanos pequeños”, los KTM X-BOW Street y Clubsport.

Motor situado 19 mm más bajo

Una vez reubicada la barra de torsión y sus anclajes, los ingenieros hicieron frente a otra demanda: bajar el motor y con ello el centro de gravedad, lo que se ha logrado acercando el motor al asfalto en una cota de 19 mm. Con ello se logra que el ya bajo centro de gravedad descienda nada menos que 15 mm más, traduciéndose este hecho en una mayor velocidad de paso por curva y una aceleración lateral superior a los 1,5 G.

Suspensiones profundamente revisadas
Un 25% más de potencia, mayor velocidad en curva, más fuerzas G, todo ello junto significa unas mayores exigencias a las suspensiones, que junto con los neumáticos suponen el punto final de contacto del coche con el asfalto. Tanto el diseño de la suspensión delantera, inspirada directamente en la de los vehículos monoplaza, como el de la trasera han sido completamente revisados. El primer paso ha sido reducir la fricción y las tolerancias en los trapecios del X-BOW, mediante la utilización de arandelas especiales de teflón, mejorando de esta forma la precisión de la respuesta de las suspensiones. Se ha trabajado también en muelles y amortiguadores, con resortes más duros en ambos trenes y una nueva amortiguación interna que contribuyen de forma decisiva a mejorar la manejabilidad del X-BOW R.

Resumen características principales de equipamiento:
• Chasis monocasco en fibra de carbono visto
• Motor Audi 2.0 TFSI con inyección electrónica y 300 CV de potencia
• Autoblocante mecánico
• Fondo plano con difusor trasero en compuesto de aluminio
• Pedales ajustables de forma individual
• Volante regulable y desmontable
• Suspensiones deportivas, ajustables en extensión y compresión
• Sistema de arranque sin llave
• Llantas pintadas
• Cinturón de seguridad de 4 puntos de anclaje
• Decoración especial “R”
www.motor2000.net © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados