Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Rallye Santa Lucía: exhibición triunfal de Quintana-Mujica
Juan Carlos Quintana-Yeray Mujica han aplicado sobre los tramos grancanarios ese nivel que vienen acumulando con sus temporadas de experiencia en el ámbito nacional, y se han anotado una victoria de calidad en el Rallye de Santa Lucía.
01-10-2022  |  Juan J. Alonso
Como es habitual en los rallies sobre tierra, ha resultado duro para las mecánicas, siendo significativo que los dos primeros clasificados (Skoda Fabia Rally2 Evo) son coches de última generación, por lo tanto con un plus de resistencia ante vehículos más veteranos y fatigados en su estructura mecánica, como se desprende de las averías bastante prematuras que han ido conformando la clasificación.

El ritmo de Quintana-Mujica se ha traducido en un dominio absoluto, marcando los mejores tiempos en los siete tramos con diferencias sustanciosas, tan solo un susto en el TC6 a causa de un trompo, les dio un aviso sin mayores consecuencias, y el saldo final ha superado los dos minutos sobre el siguiente clasificado.

Un segundo puesto que ha sido largamente luchado por dos pilotos majoreros: Daniel Guerra, copilotado por Gabriel Espino en el Subaru Impreza y Gustavo Sosa, formando equipo con Eduardo González en el Skoda Fabia Rally2 Evo que estrenaban en este rallye, comenzando estos algo dormidos y, al mismo tiempo, adaptándose a la nueva montura, incluyendo un ligero toque delantero. De hecho eran superados inicialmente por sus paisanos Aníbal Hernández-Jonathan Hernández con el Evo IX, único Mitsubishi superviviente.

Pese a una rotura de palier trasero en el TC1, Guerra-Espino pudieron mantener la presión de Gustavo y Eduardo hasta el último tramo, “Bahía Feliz”, donde estos se desmelenaron con una importante rebaja en sus tiempos anteriores y se hicieron con la segunda plaza. El tercer puesto de Dani Guerra le supone hacerse con el liderato en el Campeonato Regional.

Y es que los hasta ahora líderes, Jesús Tacoronte-Mariola Sáez, veían quebrada su racha de triunfos en el rallye grancanario cuando en el TC1 sufrían rotura del diferencial trasero del Mitsubishi Lancer Evo IX y protagonizaban el segundo abandono del rallye, ya que les había precedido en el infortunio Rafa Pérez-Víctor Manuel Ruiz, que con otro Evo IX se quedaban en el enlace a este tramo inicial.

Tampoco tenían fortuna Benjamín Avella-Raúl de la Fuente, porque en el TC1 tenían un golpe trasero en el que se dejaban el panel trasero de la carrocería del Mitsubishi Mirage Proto, dañando además el puente. Posteriormente, al atravesar un charco, el motor se quedaba en tres cilindros y terminaban abandonando.

Iriome Perdomo-Francisco Cabrera, con un golpito delantero en el TC2, no terminaban de coger ritmo, y estaban luchando por la quinta plaza con los primeros de tracción delantera, Cristian Calderín-Verónica Tejera (Volkswagen Golf GTI), cuando se accidentaban con el Subaru Impreza en el TC6.

Precisamente Cristian y Verónica, con su habitual rapidez, eran además de los pocos supervivientes entre la nómina de los Golf GTI, consolidando una valiosa quinta plaza final, aunque tampoco estuvieron exentos de problemas.

Altamente significativas las siguientes plazas que han sido ocupadas por los pilotos más jóvenes y debutantes en el rallye: Iván Armas Jr. (17 años) copilotado por Omar Godinho en el Volkswagen Golf GTI, y Luzmi Santana ( también con 17 añitos), que con la mínima experiencia de haber corrido solamente un slalom, se atrevía con el desafío de enfrentarse a un rallye de tierra, eso sí, con la sabia veteranía de Aitor Cambeiro a su derecha en el Skoda Fabia 1.2 TSi de Sport & You Canarias, solo un "recto" en el TC2 hay que anotar como único error en el rallye. Las clasificaciones logradas por Iván y Luzmi son para enmarcar, y además todo un ejemplo que debe servir como estímulo a la juventud.

José A. Rodríguez-Briana Rodríguez lograban finalizar con un palier roto en el veterano Opel Kadett GSi, siguiéndoles Rubén Jiménez-Daniel Aboumedlej (Toyota Starlet), los tinerfeños Pablo Hernández-Josué Ortega, que hicieron un rallye “a los puntos” para conservar su liderato 2RM en el Campeonato Regional; cerrando clasificación Aníbal Machín-Pedro J. Viera, que terminaron arrastrándose con diversos problemas, especialmente de suspensión en el Seat Ibiza.

También sucumbieron por incidencias mecánicos en el Mercedes 190 2.3, Naim Pérez-Minerva Llarena, únicos participantes en propulsión trasera.

En el apartado de quads, solamente dos décimas separaron a Javier Peña y Saúl Lozano, con sendos Suzuki LTR 450. Tercero, a más de un minuto, Jonay Salazar sobre Honda TRX 450.

En motos, claro dominio de Isaac Melián con KTM EXC.

Slalom CDIC
El frustrado slalom que se iba a disputar sobre las pistas del Circuito Islas Canarias, se programó a triple pasada sobre un segmento de 6,9 km en el tramo “Hipódromo-Centro de Windsurfing”, que por este motivo dos metas en su trazado.

En turismos el vencedor fue el equipo Juan Carlos Quintana-Yeray Mujica, siguiéndoles Dani Guerra-Gabriel Espino, Gustavo Sosa-Eduardo González, Aníbal Hernández-Jonathan Hernández: A continuación los más rápidos en 2RM, Cristian Calderín-Verónica Tejera, Iván Armas-Omar Godinho y Alfonso Rivero-Enrique Rodríguez con Seat Ibiza Cupra.

En kart cross, triunfo de Daniel Pérez (Kincar Cross 600 por delante de Sergio Bolaños (MV Racing SP2) a solo 14”7 por Sergio Bolaños (MV Racing SP2) y a 22”6 por Mario Castellano con LBS RX01.

En quads solo 3 segundos separaron a Javier y Saúl Lozano. En motos se hubo claro dominio de Isaac Melián, haciendo doblete con el rallye.

Precisamente los pilotos de estas categorías, corriendo sin notas y con un importante castigo físico, merecen ser felicitados por su sacrificio y espíritu deportivo, sufriendo t también disfrutando en solitario.

Resumen
Si el rallye resultó duro para los equipos participantes, no lo fue menos para los equipos de organización, que en un tiempo récord hicieron un gran sobre esfuerzo para dejar operativos los dos tramos sobre los que se articuló el rallye, un hecho que fue alabado y agradecido constantemente por los participantes.

El promedio de roturas fue el habitual de siempre en los rallies sobre tierra, y por fortuna solo hubo que registrar un accidente, sin consecuencias personales. En conjunto un balance totalmente satisfactorio, en el que se debe incluir la total puntualidad en el inicio de los siete tramos. Solo hay que anotar, como anécdota, un minuto de demora en el horario de la ceremonia de salida.











www.motor2000.net © Copyright 2023 - Todos los derechos reservados