Imprimir  Imprimir
Motor 2000
La oferta Tucson se enriquece con las versiones N Line e Híbrida Enchufable
Hyundai no para de sumar valor añadido a su gama, en este caso centrándose en el crossover medio, Tucson, a través de su versión deportiva N Line y la eficiente Híbrida Enchufable.
24-06-2021  |  
Tras recibir las versiones gasolina, híbrido de 48V e híbrido autorrecargable, el nuevo Tucson añade la opción híbrido enchufable, además del paquete de diseño deportivo N Line, ofreciendo un plus en diseño junto a la gama más amplia de motores electrificados de su clase.

El Tucson Híbrido Enchufable viene equipado con un potente y eficiente sistema de propulsión basado en la tercera generación del motor T-GDi Smartstream de 1,6 litros, que se combina con un motor eléctrico de 66,9 kW con un par máximo de 304 Nm y una batería de polímero de litio de 13,8 kWh. Combinados, el motor de gasolina y el motor eléctrico ofrecen 265 CV de potencia máxima y 350 Nm de par máximo.

El conjunto propulsor está asociado a una transmisión automática de seis velocidades (6AT) accionada mediante botones y a una tracción a las cuatro ruedas de serie.

El Tucson Híbrido Enchufable cuenta con una parrilla frontal de aire activa que ajusta la entrada de aire en función de la temperatura del refrigerante del motor, la velocidad del vehículo y otros factores. El objetivo de esta función es minimizar la resistencia del aire y maximizar la eficiencia de consumo de combustible.

Con el nuevo Tucson Híbrido Enchufable los conductores pueden cambiar de conducción híbrida a conducción totalmente eléctrica pulsando un botón, lo que se traduce en una conducción silenciosa, placentera y sin consumo de combustible, que además cuenta con una autonomía de conducción totalmente eléctrica de hasta 63 km.

Equipado con un cargador de a bordo de 7,2 kW, el Tucson PHEV puede cargarse en una estación de recarga para vehículos eléctricos o utilizando una toma de corriente doméstica.

Para una verdadera sensación de SUV, la tracción a las cuatro ruedas (4WD) viene de serie en el Tucson Híbrido Enchufable. Está equipado con la tecnología HTRAC de Hyundai y un selector de Modo Terreno para una conducción segura en terrenos difíciles, que hará las delicias de los conductores más aventureros.

El HTRAC puede distribuir de forma variable la potencia de conducción a las ruedas delanteras y traseras en función de las condiciones de tracción y del perfil de conducción, mientras que el selector de Modo Terreno optimizará la potencia, el par y la frenada en función de las condiciones de la carretera seleccionadas por el conductor.

El más deportivo: N Line

La presencia musculosa del diseño exterior del Tucson N Line está basada en la identidad de diseño “Sensuous Sportiness” de Hyundai, al mismo tiempo que incorpora refinados conceptos de diseño orientados al rendimiento. Al igual que la versión estándar, el acabado N Line presenta prominentes patrones geométricos conocidos como “joyas paramétricas”, que le confieren una línea poderosa y enérgica. Además, su reducida altura y su anchura enfatizan sus credenciales deportivas, estando disponible para todas las motorizaciones de la gama Tucson.

En el frontal, las joyas paramétricas se muestran de forma más elaborada en la parrilla, que es más alta y ancha que en el nuevo Tucson. La parrilla incorpora el distintivo N Line. Debajo de ella, se encuentra un paragolpes en forma rectangular y una elegante toma de aire, más alta y más grande que en el Tucson estándar, para dar un aspecto más deportivo. El paragolpes delantero combina armoniosamente con el cubre cárter de color plata brillante. Asimismo, unos llamativos biseles negros enmarcan los faros delanteros.

En el lateral, el Tucson N Line se caracteriza por incluir una moldura de aspecto enérgico en el color de la carrocería, la cual ofrece proporciones y líneas dinámicas para conseguir un aspecto más estilizado. Este elemento se complementa con una línea en color negro brillante alrededor de la superficie acristalada. Esta superficie termina en un inclinado pilar C, lo que genera una sensación de movimiento hacia adelante inspirada en los circuitos. Los elegantes retrovisores exteriores laterales en color Phantom Black realzan aún más el elegante estilo de la variante N Line.

Para enfatizar el aspecto deportivo del vehículo en la parte trasera, el N Line está equipado con un spoiler aerodinámico más largo que el del modelo estándar y rematado con aletas. La parte inferior de la zaga está acentuada por una banda reflectante roja y un difusor. Por su parte, las agresivas salidas de escape dobles subrayan el hecho de que los diseñadores han tomado muchas referencias del mundo de los coches de alto rendimiento.

En cuanto al diseño interior, se debe destacar su amplitud y deportividad. El sofisticado y espacioso interior del N Line presenta formas fluidas inspiradas en las cascadas. Esto se acentúa gracias al estilo deportivo del interior del N Line y a una dotación de colores exclusivos.

Los propietarios del Tucson N Line pueden disfrutar de los asientos deportivos de la marca N con revestimientos de cuero y ante negro, así como de costuras rojas. Estas últimas también se encuentran en los revestimientos de las puertas y en los reposabrazos, mientras que las zonas blandas del salpicadero están recubiertas en tela gris con detalles rojos.

El volante específico se completa con el logotipo N. Otros elementos de diseño N se encuentran en el pomo de la palanca de cambios de cuero. Por su parte, el revestimiento negro del techo le otorga al interior un toque extra de deportividad. Otras mejoras de la gama N Line son los pedales deportivos, el reposapiés y los peldaños de las puertas metálicas.

En cuanto a manejabilidad, la gama N Line incorpora mejoras de conducción en determinados motores. Los ingenieros de Hyundai han optimizado el sistema de control de estabilidad ECS, que reacciona más diligentemente tanto a los movimientos de la carrocería como a las órdenes de la dirección. En el modo Normal, los ingenieros han mantenido el buen confort de conducción en tráfico urbano, asegurando que la suspensión se vuelva significativamente más firme solo a velocidades de carretera. Al mismo tiempo, el modo Sport se ha afinado y ofrece un mayor control y respuesta en todo el rango de velocidades.
www.motor2000.net © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados