Imprimir  Imprimir
Motor 2000
III Rallye El Corte Inglés, 29-30 de septiembre 1979
Ingreso en el Campeonato de España con victoria de Etcehers
Cuando en estos días se viven los prolegómenos del 43º Rallye islas Canarias (antes El Corte Inglés), resulta oportuno echar la vista cuarenta años atrás, cuando en su tercera edición la Escudería Drago, sin duda avalada por el nivel organizativo del Rallye de Maspalomas, lograba que también El Corte Inglés obtuviera su ingreso en el listado de pruebas valederas para el Campeonato de España de Rallies. Es el momento de recordar que si hay un presente es porque hubo un espléndido pasado.
29-09-1979  |  Juan J. Alonso
Esto suponía el endurecimiento del rutómetro, tanto en el número como longitud de los tramos, un total de 15, sucesiva repetición de “Los Marteles” 9,3 km, “Bajada de Tejeda” 6,9 km, “Temisas” 7,5 km, “Era del Cardón”, 5,9 km, “San Bartolomé-Ayacata” 10,2 km y “Subida de Roque Nublo” 7,5 km. Por otra parte se requería estar en posesión de la licencia B (que exigía un año de antigüedad) significando el veto para los pilotos que se habían iniciado en aquella temporada 1979.

La Escudería Drago, que presidía Miguel Montes, veía reforzado su equipo de trabajo con la colaboración de las recientes escuderías Aterura y San Rafael, cuyos miembros se sumaban con entusiasmo a reforzar las estructuras de carretera. Por otra parte se estrenaba el trabajo informático de los datos, lo que permitía entregar a los pilotos hojas con los tiempos de cada tramo poco después de haberse disputado cada uno de ellos.

Marc Etchebers repetía participación en el rallye dispuesto a resarcirse de aquel despiste que el año anterior le había costado la victoria, y se lo tomaba tan en serio que llegaba a la isla con una semana de antelación, algo inhabitual en el piloto vascofrancés que se caracterizaba por la parquedad en sus gastos. Esto, sin duda, también estaba motivado porque Medardo Pérez había sustituido el anterior BMW 2002 Alpina por un más competitivo BMW 320 Eggenberger.

En un inicio de rallye impresionante los dos tenores se enzarzan en un toma y daca tan espectacular que a mitad de carrera Medardo encabeza la clasificación por solo un segundo de diferencia. Se afronta la fase nocturna del rallye y Etchebers montaba gomas nuevas, coincidiendo con un repentino exceso de temperatura del BMW 320 en la subida de Roque Nublo y posterior penalización de 20 segundos por adelanto en la salida de dos tramos, lo que sentenciaba la victoria del matrimonio Etchebers por casi un minuto de ventaja.

Detrás se luchaba fuerte, lo que se traducía en una sucesión de abandonos en la primera parte del rallye: Manuel Acosta (Toyota Celica 2.0), Manuel Rodríguez (Opel Kadett GT/E), José María Ponce (BMW 2002 Alpina), Antonio González (Seat 124/2100) y Orlando Alonso (Volkswagen Golf GTI). Sin embargo la retirada mas frustrante era la de Agustín García (Toyota Celica 2.0 GT) quedándose en el enlace final a la meta, donde le esperaba un excepcional tercer puesto.

Una tercera plaza por lo que pasaban hasta cinco pilotos: Antonio González, José María Ponce, Carlos Alonso-Lamberti que penalizaba tres minutos por una avería eléctrica en el Fiat Abarth 124 Rally, siendo finalmente para Diego Suárez y su afinado Honda Civic tras el citado infortunio de Tino García.

El Grupo 1 quedaba muy mermado con los comentados abandonos de Juan Alfonso Rodríguez y Manuel Rodríguez con las dos monturas más competitivas, siendo el triunfo para Juan Francisco “·Pacuco” Sosa, que imponía su Seat 124/1800 al Capri 3.0 litros del aruquense Juan Miguel Sánchez.

Primer tinerfeño en la clasificación, Francisco Hernández “Pichote”, noveno con el Talbot Sunbeam 424.

La extensa lista de abandonos se debía en gran parte a la fuerte ola de calor que se daba en aquellos días finales del mes de septiembre y cuyas altas temperaturas se mantuvieron incluso durante las horas nocturnas del rallye que había empezado a las 15.00h y finalizaba a las 03.07 de la madrugada.

www.motor2000.net © Copyright 2019 - Todos los derechos reservados