Imprimir  Imprimir
Motor 2000
Audi RS 5 Coupé: domesticando a la bestia
Alguien en Ingolstadt pensó que el RS 5 Coupé debía dulcificar su carácter, por lo que conservando la potencia de 450 CV han montado un motor V6 2.9 TFSI biturbo con más par, nada menos que 600 Nm.
20-07-2017  |  
Audi se ha liado la manta a la cabeza y ha dado un giro espectacular al nuevo RS 5, extrayendo del vano motor el V8-4.2 atmosférico anterior para instalarle un V6-2.9 biturbo con la misma potencia (450 CV),
pero mucho más par (600 Nm). Al mismo tiempo ha aprovechado para sustituir la caja S tronic de siete relaciones por una tiptronic de ocho, más dulce en la transición entre marchas, a la vez que se logra reducir la cifra de consumo hasta unos idílicos 7 litros/100 km en condiciones de conducción harto favorables, si bien es lícito deducir que el propietario de un RS 5 no acostumbra a mirar de reojo el nivel de combustible.

El objetivo fijado ha sido hacer del nuevo RS 5 un coche para utilización a diario, más suave y aprovechable,
pero sin perder el halo de deportividad que rodea a las siglas RS, por lo que los tarados de suspensión han sido igualmente suavizados, con lo que su comportamiento resulta más predecible y fácil de dominar, viéndose respaldado por el aligeramiento del peso en nada menos que 60 kg.

La opción de frenos cerámicos, que reducen el peso en 5 kg, y la dirección con puesta a punto específica RS son dos de los elementos más destacados en esta nueva edición del RS 5.

Apariencia más dócil
Estéticamente se percibe un cambio de orientación, comenzando por la carrocería que conserva los pasos de rueda ensanchados, pero abusando menos de las aristas, lo cual le otorga un aspecto más elegante.

Como novedad cuenta con una parrilla completamente diferente al resto de la gama A5/S5, más ancha y plana, y unas tomas de aire junto a los grupos ópticos. Otra de las novedades para esta nueva generación es el techo de carbono opcional, con doble función: estética y funcional, que reduce el peso en 3 kg.

En el habitáculo, diseñado para cuatro ocupantes, hay más espacio por el incremento de cotas externas. El equipamiento es el más alto de la familia A5 e incluye el Audi virtual cockpit con pantalla TFT de 12.3” y 1.440 x 540 px de resolución, con información específica sobre presión de neumáticos, nivel de potencia y par que se está utilizando en cada momento, además de la fuerza G instantánea.

Por otro lado, la regulación automática de los asientos dispone de una función que recoge la zona lumbar hasta el punto de que los asientos se convierten, sí así lo desean piloto y copiloto, en 'pseudo bacquet' de competición.
Enlaces de la Noticia
www.motor2000.net © Copyright 2021 - Todos los derechos reservados