COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Domingo, 5 julio - 2020 (00:41 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
Domingo Alonso, 56 años de espíritu deportivo
3 Comentarios19-09-2011  |  Juan José Alonso Prieto
AMPLIAR
AMPLIAR
AMPLIAR
El 15 de septiembre fue un día feliz para el automovilismo canario al confirmarse la opción de Yeray Lemes al volante de un Skoda Fabia S200 en el Rallye de España-Cataluña, prueba del campeonato del mundo donde el piloto lanzaroteño estará bajo la estructura de Volkswagen Motorsport para ser evaluado de cara a su posible inclusión en el equipo que desembarcará en el mundial de rallies 2013 con el nuevo Polo R WRC.

Es indudable que Yeray ha puesto sus mágicas manos y una personalidad exenta de divismos, con un trato cercano, agradable y lleno de sencillez, como lo ha sido también el de su padre Francisco y su hermano Samuel, que le han precedido exitosamente en el deporte del motor.

Pero también no es menos cierto que la conclusión feliz probablemente no se hubiera producido sin la acción ejercida de forma directa por Volkswagen Canarias (empresa del Grupo Domingo Alonso) a través de Oliver Alonso, director general y Magüi Melián, gerente, llevado de forma directa ante Kris Nissen -responsable máximo de VW Motorsport- el dossier deportivo de Yeray, y además argumentándolo de forma directa en el Salón de Frankfurt. Además, la candidatura de Yeray Lemes quedaba respaldada por el notable peso específico de Domingo Domingo Alonso en el consorcio Volkswagen como importador de sus marcas en Canarias, Cabo Verde, Gibraltar y varios países sudamericanos.

Hasta aquí la gestión que permitirá a Yeray Lemes y su copiloto Rogelio Lemes estar en el mundial de rallies con un coche altamente competitivo y dentro de la estructura oficial de todo un gigante del automóvil como es Volkswagen. El futuro ahora depende únicamente del talento y buen hacer de los deportistas.

Pero al llegar a este punto, se hace necesario e imprescindible resaltar que éste no es un hecho aislado en la trayectoria de la saga Domingo Alonso en el automovilismo canario. Hay que remontarse hasta mediada la década de los años 50 cuando ya los hermanos Artemio y Sergio Alonso intervenían en los rallies de la época con los Volkswagen Escarabajo, incluso con más que honorables clasificaciones dada la escasa potencia de aquellos vehículos, y siendo, en realidad, los precursores de la presencia empresarial de forma directa en las competiciones canarias, e incluso nacionales.

Esa filosofía continuó cuando la marca Alfa Romeo entró a formar parte del portfolio comercial de Domingo Alonso. De nuevo Artemio Alonso no dudó en competir con un Giulietta TI, popularizando de tal manera el modelo, que fue una montura muy demandada por diversos pilotos y con un indudable éxito que se extendió paralelamente al mercado; mientras, en el deporte seguían llegando nuevos vehículos italianos ¿quién no recuerda los Alfa con preparación Autodelta de tan maravilloso sonido que corrían en los circuitos urbanos de la época, tanto en Gran Canaria como en Tenerife?

Después de la interrupción de las competiciones en la provincia de Las Palmas entre los años 1967 y 1972, vemos cómo desembarca en el deporte la tercera generación empresarial de Domingo Alonso, a través de Orlando Alonso, que empezó en el deporte con un VW Escarabajo potenciado, siguió con Passat, un Audi 80 y algún otro vehículo ocasional hasta que en 1976 se produjo el gran desembarco comercial y deportivo, o también deportivo y comercial, porque no se sabe qué circunstancia fue predominante sobre la otra, naciendo en Canarias la “golfmanía”, que incluso marcaba un hito histórico con la primera participación en España de un coche diesel, un Golf pilotado por Manolo Batista.

El impulso vitalista de Orlando Alonso, con el apoyo de Pedro Díaz, su copiloto y escudero deportivo, fue imparable: creación de la primera monomarca de Canarias, intensamente competida, el patrocinio de la Escudería Aterura, la llegada de aquel Golf de Grupo 2 preparado por Oëttinger, el aún recordado GC 0100-J, matrícula que aún pervive en las competiciones, lo vi hace unos días en Fataga y San Bartolomé, aunque de su mecánica original ya no queda nada.

Orlando Alonso fue también la rampa de lanzamiento para José María Ponce, poniendo en sus manos el volante oficial de un GTI de Grupo N, y posteriormente del Grupo 2.

Las primeras victorias absolutas apadrinadas por Domingo Alonso llegaron a través de Medardo Pérez y el Porsche 911 SC, marca que estaba entonces en el fondo comercial del Grupo. Recuerdo que me entrevisté con Sergio Alonso para solicitar algún tipo de ayuda, y su respuesta fue clara e inmediata, poniendo a nuestra disposición el taller, los mecánicos necesarios y una apreciable cobertura económica.

Como ocurre en todos los órdenes de la vida, el deporte cambió con la llegada de los motores turboalimentados y los VW fueron barridos del panorama por otros modelos. Entonces Domingo Alonso tomó otra iniciativa: creó la Escuela de Pilotos, gestionada por Santiago Castellano, de cuyas promociones salieron grandes valores, y al ganador de cada una de ellas se le regalaba un coche modesto, pero listo para correr con medidas de seguridad, etc. Ése fue precisamente el caso de Flavio Alonso, que saltó a las competiciones con un VW Polo como premio de Domingo Alonso.

En el campo de los patrocinios hay que mencionar el prestado a dos rallies míticos, Isla de Gran Canaria y Maspalomas, que se sigue manteniendo en la actualidad.

Ya en épocas más recientes, por lo tanto con el recuerdo más fresco para todos -finales de la década de los 90- está la irrupción de Domingo Alonso en el campeonato de velocidad con el Audi A4 Quattro ST, uno de los mejores coches que ha pasado por este certamen en Canarias y que fue pilotado por Aythami Alonso.

Volkswagen Canarias quiso introducir la Copa Lupo en el Campeonato de Velocidad, pero las negociaciones no fructificaron, lo cual provocó que la iniciativa derivara a los rallies, donde tuvo un largo y continuado éxito, respaldado de forma exquisita por el apoyo logístico y de imagen por parte de la empresa. Incluso se logró que la final de la Copa Europea se disputase en el Rallye de Maspalomas con una notable presencia de pilotos y periodistas internacionales.

Con uno de estos VW Lupo, Oliver Alonso debutaba como piloto de circuito con una sobresaliente actuación, compitiendo sin ningún complejo frente a los especialistas del momento.

En la temporada 2002, José María Ponce volvía a Domingo Alonso para pilotar un Volkswagen Golf Kit Car, posteriormente sustituido por un moderno Polo S1600, coches que fueron únicos en el automovilismo español de competición.

El Polo Súper 1600 pasaría a manos de Antonio Ponce, piloto que “echaba raíces” en la estructura de Siete Palmas para continuar con la marca Skoda, primero con un Octavia Kit Car, en el que Oliver Alonso tuvo su bautizo rallístico, copilotando triunfalmente a Toñi en el Rallye de Maspalomas 2003

En algún intervalo, Antonio Ponce también compitió con un Volkswagen Polo TDI.

Posteriormente llegó el más moderno y competitivo Fabia WRC, que continúa poniendo en lo más alto de cada podio el nombre de Domingo Alonso.

Éste es, a vuela pluma, el currículo deportivo e intergeneracional de Domingo Alonso, que ha hecho del espíritu deportivo una filosofía inquebrantable a lo largo de más de medio siglo. La mediación realizada a favor del proyecto de Yeray Lemes ante Volkswagen Motorsport, no es más que otra acción dentro de las muchas aportaciones que el automovilismo canario debe agradecer a la empresa Domingo Alonso.
Página 1 de 1   
Comentarios · 3
3 · Iván Bethencourt 20-09-2011 07:40 h.
Sin haber leído aún esta entrada del blog de Juan José Alonso Prieto, esta noche he recibido un correo de Rogelio Peñate, copiloto de Yeray Lemes en el que me recordaba que hace 10 años viajamos juntos al Rally Drei Städte en Alemania y de la mano de Domingo Alonso. Otra prueba más del gesto de reinvertir en la sociedad y en el deporte de esta Compañía (Domingo Alonso) canaria.
2 · Iván Bethencourt 20-09-2011 07:39 h.
Recordar al GC-0100-J es muy emocionante para mi, algo que conocen muy bien Orlando Alonso y Román del Pino. Y en cuanto a la generosidad de la empresa Domingo Alonso, en lo que a patrocinios se refiere, guardo un grato y respetuoso recuerdo del gesto que tuvo Sergio Alonso con mi persona cuando yo tenía 17 años al patrocinarme mi primera exposición de dibujos de coches sin conocerme de nada y recibiendome en su despacho de León y Castillo. Gracias por esa primera oportunidad a Domingo Alonso.
1 · Oliver Alonso 20-09-2011 07:38 h.
Querido Juan Jose, has hecho un resumen fabuloso de las actividades deportivas de nuestra empresa a lo largo de estos 76 años de existencia. Leyendo tu resumen, que como siempre no se te ha quedado nada atrás, vuelvo a recordar muchas cosas de las cosas que hicimos por este fantástico deporte siempre con pilotos, copilotos, equipo de mecánicos, patrocinadores y organizadores espectaculares. A todos ellos gracias una vez mas por haber estado con nosotros en algún momento de nuestra historia del deporte del automóvil. Y a ti Juan Jose, gracias por ser siempre ese "memorion" de la historia de este deporte en Canarias. Un abrazo fuerte
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada