COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Jueves, 1 diciembre - 2022 (23:00 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
Políticos, trenes y Fórmula 1
3 Comentarios06-06-2011  |  Juan José Alonso Prieto
AMPLIAR
AMPLIAR
Como inevitable derivación de las pasadas elecciones, y los terremotos que se han ido produciendo en base a los pactos y diversas coyundas políticas, suma de intereses diversos y sus correspondientes acuerdos, me veo impelido a tocar de nuevo el tema de los trenes en su contexto archipelágico, cuyo primer resultado es el archivo del plan ferroviario, proyecto que no se ha incluido en los acuerdos que han firmado Partido Popular, Coalición Canaria y Centro Canario Nacionalista para la formación del nuevo equipo gobernante en el Cabildo de Gran Canaria.

Una demostración de cordura que coincide totalmente con los planteamientos del último blog en el que había tocado este tema. Y es que nuestra opinión era coincidente con la inmensa mayoría de la población grancanaria, que estaba asistiendo impotente a la megalomanía del muñidor de un proyecto en el que se había gastado más de treinta millones de euros en diseños e ideas de estaciones, túneles y ramales diversos que ya llegaban desde Maspalomas hasta Arucas, pasando por diversos barrios de la capital grancanaria.

Pese a este dispendio económico, encargando a gabinetes “ad hoc”, estudios, diseños y proyectos varios, lo cierto es que el tren de Gran Canaria nunca ha contado con respaldo alguno de la Unión Europea ni del Gobierno español. Este último lo ha venido utilizando en sus negociaciones con el Ejecutivo canario como “la zanahoria enganchada en la punta del palo, que el burro nunca es capaz de alcanzar”. Cada vez que ZP ha necesitado los votos de CC para salvar su pellejo político, le ha prometido a nuestro Presidente el oro y el moro, desde esas curiosas e intangibles aguas territoriales, que no tienen ni tan siquiera el respaldo en la legislación internacional, hasta aquellos 25.000 millones de euros en plazos anuales de 2.500 que aún no se han satisfecho ni en mínima parte, hasta la última respuesta parlamentaria donde el ministro de Fomento José Blanco, dijo aquella frase absolutamente inane “traslado a la Ministra de Economía que trate de buscar para los próximos presupuestos una partida destinada a los ferrocarriles canarios”. Es decir, la nada más absoluta. Primero, porque la economía gubernamental no está para virguerías inútiles, y segundo, porque el actual gobierno PSOE tiene los días contados.

No obstante, los perseguidores de la zanahoria seguían inasequibles al desaliento abriendo la boca y mostrando la dentadura con la esperanza de alcanzar la rosada hortaliza. Todo ello como palmaria demostración de lo que es la gran pirámide del engaño político, donde los nacionales manejan a los regionales y, siguiendo la cascada, éstos a los provinciales, para continuar con los insulares y municipales. Es el gran engaño que mantiene a los vividores, a los megalómanos y a los comisionistas de esto y de lo otro.

Afortunadamente, las fuerzas políticas que han llegado al Cabildo de Gran Canaria, con su talante moderado y realista, han dado carpetazo al tren que nadie necesita, sencillamente porque no tiene demanda, ni otra utilidad que no sea la de enriquecer a los intermediarios. Téngase en cuenta que con la próxima finalización de la cuarta fase de la Circunvalación, del más inminente desdoblamiento de la GC-2 hasta Guía y su prolongación hasta Agaete, y la conclusión de la autopista del sur hasta el Puerto de Mogán, se podrá circular desde los extremos sur y norte de la isla por autovía y autopista de tres carriles sin un solo semáforo, mientras todos los barrios capitalinos quedan perfectamente enlazados por la Circunvalación y sus diversas ramificaciones.

Intentar un desdoblamiento ferroviario, que sería paralelo a esta completa red de carreteras, cuya conclusión está prevista en menos de dos años, no es más que una locura del megalómano que, por fortuna, las últimas elecciones le han dejado al margen de cualquier poder político y de decisión. Un delirio de grandeza y un despilfarro en circunstancias de pobreza que le han pasado factura electoral de forma determinante.

Por otra parte, la obra más necesaria del viario insular, carretera de Agaete a La Aldea, avanza a cuentagotas, mientras la barroca y peligrosa ruta actual con sus desprendimientos y precipicios de vértigo, se cierra al tráfico en caso de lluvia. Éstos son los contrasentidos del desgobierno y los intereses espúreos.

De momento, el tren que nadie pide ni necesita tiene un frenazo de cuatro años y ojalá sea definitivo. Un planteamiento que es totalmente paralelo al tren de Tenerife, sobre el que nuestra opinión es, obviamente, idéntica.

Otro ejemplo de despilfarro, que sigo de cerca por estar relacionado con el automovilismo deportivo, es el referido al Gran Premio de Europa de F1 que se desarrolla en el entorno urbano de Valencia, precisamente donde al lado existe un espléndido circuito permanente.

Los ingentes gastos que conlleva la adecuación del trazado urbano tienen el tratamiento de “confidencial” por el Consell valenciano, pese a que en la edición de 2010, Carlos Gracia presidente de la Federación Española y vicepresidente de la FIA, había sugerido la realización de una auditoria pública. Aparte de estos gastos “indeterminados”, de las arcas del Consell sale también el canon que se abona al magnate Bernie Ecclestone, que oficialmente es de 18 millones de euros, pero que alguna fuente ha llegado a cuantificar en 27 millones por cada edición.

El contrato inicial firmado en 2007 era de siete años, hasta 2014, más cinco opcionales que están a punto de concretarse, cuyo contrato ya está en la mesa de Francisco Camps a punto de rubricarse. Una tormenta de millones totalmente innecesaria, por cuanto la Comunidad Valenciana tiene un moderno circuito permanente, que en caso necesario podría recibir pequeñas modificaciones para adecuarlo a las condiciones de la F1.

La decisión de ampliar el GP de Europa de F1 una década más y asumir los gastos millonarios correspondientes, se produce en medio del debate sobre los recortes presupuestarios de la Administración que el plan de ahorro de Mariano Rajoy ha impuesto a todas las comunidades gobernadas por el PP.

La locura de los políticos no tiene límite. Aquí he reflejado dos temas que conozco por cercanía geográfica y deportiva. Lamentablemente los ejemplos se multiplican exponencialmente en el ejecutivo central, comunidades autónomas, cabildos, diputaciones y municipios. Con estas formas de gobernar y administrar, es totalmente lógico que nuestro país -antes llamado España- esté cayendo en el abismo económico por la megalomanía de estos manirrotos. Por fortuna, a algunos las elecciones les ha puesto en su sitio, es decir, les ha excluido, y es de esperar que para siempre.
Página 1 de 1   
Comentarios · 3
3 · Juan Antonio Guerrero 06-06-2011 19:47 h.
Por cierto, tanta desfachatez tienen estos de aquí como por ejemplo Camps en Valencia por los motivos que usted ha nombrado,más aún en los tiempos que corren y las precarias situaciones que estarán pasando miles de familias en cada comunidad autónoma. Perdón por las faltas ortográficas,estoy escribiendo desde un movil y tengo los dedos "trompús" ;-)
2 · Juan Antonio Guerrero 06-06-2011 19:37 h.
Sobre todo teniendo en cuenta que el presupuesto inicial del estadio fue de 18 millones de euros y va por 90 y está sin concluir y a la espera de estos 25 más que le quieren meter. Por tanto,pienso que la política tira más para un lado que para otro dependiendo de quien gobierne y de sus intereses.Después los propios políticos confirman con sus "trueques,pactos e historias diversas" que el voto nuestro se lo pasan por el forro de los timbales. Así que todo lo que me cue ten de ellos me lo creo. Menos mal que estos han dado marcha atrás con el tren (nunca llueve a gusto de todos) pero si no es por un lado,la pata la meten por el otro. Saludos
1 · Juan Antonio Guerrero 06-06-2011 19:29 h.
Creo que todos,o en su inmensa mayoría,los canarios o concretamente los grancanarios estamos en contra del tren,básicamente porque es destrozar la isla (que ya bastante "tocada" la tenemos,sobretodo la parte sur) y porque sería un auténtico fracaso (con todo lo que ello conllevaría:porque si el tren tardaría hora y pico desde Las Palmas a Maspalomas...cuL es la diferencia con las actuales líneas de Global? Contaminación? A no ser que fu cione elmtren con luz solar...) En cuanto a este nuevo gobierno cabildicionque nos tocará esyos próximos 4 años,de entrada me parece la misma desfachatez que la del tren el "desviar" 25millones de euros en un estadio PARA USO PRÁCTICAMENTE PRIVADO de una empresa privada (UD Las Palmas)
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada