COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Miércoles, 23 septiembre - 2020 (14:28 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Reflexionando, que es gerundio
Un futuro ... “electrizado” ante un presente “electrocutado”
1 Comentarios12-04-2010  |  El Guardián del Faro
Los enamorados del automóvil que además trabajamos en el sector tendemos a creer que el automóvil, conforme se diseña, produce y vende actualmente, se adecúa plenamente al deseo de los clientes y que, en base a esa perfecta simbiosis, debe evolucionar siempre pero nunca cambiar drásticamente.

No obstante, nos atrevemos a afirmar que, el sector estará sometido a cambios radicales entre 2010 y 2020.

Admitimos que ya han aparecido síntomas de cambio, claramente perceptibles.

El futuro
El vehículo eléctrico será el elemento que precipite y acelere estos cambios y conllevará, también, una sustancial modificación en el concepto actual de propiedad y uso del automóvil.

Será llegado el momento de que todos comencemos a asumir como normal un uso compartido del vehículo, básicamente en los desplazamientos urbanos y de manera primordial en las grandes urbes y quizá hasta en las medianas, a través de vehículos eléctricos alquilados (por horas o trayectos) a precio asequible (tal y como ahora se hace con las bicicletas en algunas ciudades).

El vehículo eléctrico favorecerá, con toda probabilidad, la aparición de nuevos fabricantes procedentes de diferentes sectores económicos, (compañías del sector energético, fabricantes de baterías, fabricantes de motores eléctricos, etc), dando lugar al nacimiento de nuevas empresas, que generarán nuevos empleos, (aunque difícilmente en los volúmenes de empleo de las fábricas e industria auxiliar actuales)
Pero, ¿eso ocurrirá en España? o como ya viene aconteciendo durante los últimos años, se instalarán en áreas, zonas o países con un coste menor de la mano de obra...?.

Estos nuevos actores podrán llegar a desbancar a algunos de los fabricantes actuales de coches, siendo probable que generen modos y formas de producción y comercialización diferentes, con las cuales intentarán potenciar la movilidad, la imagen y emoción de los compradores.

Seguro, los cambios van a producirse.
La pregunta es: ¿cuándo?, ¿cómo? y ¿quién los va a provocar?.

En mi opinión el automóvil en su concepción actual tiene aún un largo recorrido, eso sí, sujeto a múltiples y constantes adaptaciones a un entorno cambiante y a un nivel de exigencia cada vez mayor por parte de los compradores.

Durante la década 2010-2020, resulta altamente probable que los fabricantes actuales incorporen y amplíen su producción de vehículos híbridos para un uso combinado carretera-ciudad.

Durante este periodo convivirán los tres conceptos de motorización: el actual, el híbrido y el eléctrico. Los dos primeros de uso generalizado y el tercero -como decíamos anteriormente- para un uso exclusivamente urbano.

En la siguiente década, tampoco resulta arriesgado atisbar un futuro en el cual sobrevivirá el automóvil particular, como medio de transporte genuino, sobre todo para medias distancias, aunque, seguramente, con pila de hidrógeno como elemento generador de energía al ser ésta de contaminación cero.

Parece asumible que sea complementado, en las grandes distancias, por los medios de locomoción colectivos, cómodos y rápidos aunque no necesariamente baratos, como el ferrocarril.

Incógnitas a despejar

Las incógnitas que en estos momentos presenta el coche eléctrico únicamente el tiempo podrá ayudarnos a despejarlas

En el interim resultará de obligado cumplimiento exigirles, tanto a las administraciones públicas como a los políticos, grandes dosis de realismo en relación con el desarrollo del vehículo eléctrico y los problemas que dicho proceso acarreará:

* Potencialidad real del vehiculo eléctrico en el mercado.
* Mix de producción energética de nuestro país.
* Obligada reconversión industrial del sector automotriz actual.
* Incidencia neta y real en la contaminación medioambiental.

¿La factura energética del automóvil eléctrico para el ciudadano resultará menos costosa que la de la gasolina o gasóleo actual?.

Costes de la energía eléctrica
A modo de ejemplo, el coste de producción actual en España de un MW/h de energía es el siguiente:
- Origen nuclear: 36 euros.
- Origen hidráulico: 45 euros
- Origen térmico (quema de carbón): 52 euros
- Centrales de gas o combinadas: 60 euros
- Origen eólico: 84 euros
- Origen solar fotovoltaico: 430 euros

De estas cifras además hay que tener en cuenta la parte correspondiente a subvenciones otorgadas para su desarrollo que, en el caso de la energía eólica la subvención es de 30 euros por MW/h, y en el caso de la energía solar fotovoltaica de 390 euros.

Sinceramente, yo creo que la factura energética del automóvil eléctrico nos resultará mucho más cara.

Eso sí, ayudaremos, una vez más, a la compañías energéticas para que puedan dar salida a su producción energética de origen eólico y solar fotovoltaico, carísima de obtener y para cuya implementación y desarrollo han materializado, con nuestro dinero, a través de ingentes ayudas y subvenciones a las compañías generadoras. Los ciudadanos pagaremos doblemente la energía que nuestro coche eléctrico consuma.

Pero…¿y el presente?
Aparte de mirar al futuro hay que sobrevivir al presente, con o sin coches eléctricos.
El sector del automóvil es una pieza vital en nuestro tejido industrial. Son 11 las marcas instaladas y 18 las fábricas en funcionamiento, trabajando en el sector, directa más indirectamente, más de 300.000 personas.

Somos el tercer productor de Europa, por detrás de Alemania y Francia y ocupamos la séptima posición a nivel mundial, superándonos EE UU, Japón, China y Corea del Sur, además de los ya citados Alemania y Francia.

El sector del automóvil representa entre el 5 y 9% del PIB Español (según el ejercicio que contemplemos) y sus exportaciones el 25 % del total de las exportaciones españolas.

Pero, ¡qué dificilísimo resulta hacer previsiones! En 2009, la estimación era que el mercado español se situaría entre 800.000 a 850.000. La cifra final, afortunadamente, resultó mayor, concretamente 952.772.

¿Cual será el volumen de mercado en 2010?. Esa es la gran pregunta por ser la gran incógnita.

En mi opinión, realizar este pronóstico resulta aún más difícil de lo que fue el del pasado año 2009.

Prácticamente agotada la ayuda del Gobierno Español (100 millones de € para 2010), en la seguridad de que las “buenas” cifras de matriculaciones del primer trimestre pueden encerrar, en sí mismas, una cierta “burbuja” o “anticipación de la decisión de compra” originada por:

* La condicionante limitativa de la bolsa de “ayuda” gubernamental,

* La anunciada subida del IVA en dos puntos porcentuales el mes de julio (no apliacble en Canarias)

* Las persistentes dificultades de acceso al crédito.

* Tipos de interés previsiblemente al alza, en la recta final de 2010.

* La muy difícil situación económica del país,

* Una tasa de desempleo muy preocupante y con clara tendencia al crecimiento.

* La nula creación de empresas, cuando no la desaparición de las existentes.

* Un país de “subsidiados”.

* Entrada en etapa preelectoral.


De no ampliarse la “bolsa” de ayuda del Gobierno para dar cobertura a los últimos seis meses de 2010, (en línea de mínimos) debemos prever una fuerte caída de la cifra de matriculaciones en el segundo semestre, que superará los dos dígitos sobre las registradas en el mismo periodo del año anterior, lo cual situaría la cifra de cierre anual en un volumen muy similar al registrado en 2009.

Difícilmente la industria del automóvil española podrá sobrevivir con un mercado interior tan deprimido y que se mueva, como los últimos tres años, en cifras anuales muy por debajo del millón unidades, techo que el mercado español había superado ampliamente ya hace muchos años y de forma sostenida, además.

Nos hemos habituado al milagro de conjurar la amenaza del cierre de alguna planta. Utilizando un símil futbolístico “Cuando el balón golpea los postes una vez tras otra en un partido de fútbol, tenemos la certeza de que más pronto que tarde se producirá el gol”.

Que España mantenga sus 18 plantas operativas y con futuro es tarea harto dificultosa, por no decir casi imposible, alguna perderemos y, como siempre, no habremos sabido anticiparnos.

El peligro para el sector en España viene de la pérdida gradual de competitividad junto a la aparición de competidores más baratos en un mundo cada vez más globalizado.
La deslocalización y el ajuste de producción a escala internacional resultan una amenaza cierta para España

A modo de ejemplo, el coste salarial por hora y trabajador de las plantas españolas se situaba en 22,83 euros por hora en 2007, algo por encima de la media europea y muy lejos de los 6,93 euros en Polonia, o de los 8,83 euros en la República Checa.

Nuestro país es firme candidato a afrontar parte del inevitable ajuste que se va a producir en Europa.

Resumiendo

Un claro y rotundo SÍ al futuro, SÍ a la apuesta por el coche eléctrico que parece querer realizar nuestro Gobierno, (aunque el I+D+I continuará realizándose en los países sede de la matriz de nuestros fabricantes de automóviles; eso sí, quizá subvencionado en todo o en parte por los españoles), pero para alcanzar ese futurible en el medio/ largo plazo resulta básico y primordial que seamos clarividentes en la resolución de los elevados riesgos del presente, que se acentuarán en el corto/medio plazo de no adoptarse un plan de actuación urgente y, sobre todo, coherente y acertado.
Página 1 de 1   
Comentarios · 1
1 · Marcos Fleitas 18-11-2010 23:45 h.
Ya era hora de que alguien llamara a las cosas por su nombre. Estoy harto de escuchar a políticos y demagogos que el futuro está en lo electrico sin contarnos el encarecimiento que esto nos supondrá y sin la seguridad de que la red soporte tanta demanda. Creo igual que usted que ese puede ser el futuro pero como bien dice: "el automóvil en su concepción actual tiene aún un largo recorrido" y prueba de ello es la inversión e innovación que la industria del automóvil mantiene, sin olvidarnos de las compañías petroleras que han mejorado notablemente sus productos. Muchas gracias por hablar tan claro.
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2020 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada