COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Sábado, 3 diciembre - 2022 (08:21 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
¿Quo vadis, automóvil...?
2 Comentarios17-11-2022  |  Juan José Alonso Prieto
En los últimos tiempos se viene extendiendo la demonización del automóvil, una especie de “licencia para matar” para todo tipo de vehículos impulsados por derivados del petróleo, desde simples utilitarios hasta los grandes camiones del transporte por carretera.

Los francotiradores que, un día sí y al otro también, disparan contra el automóvil tienen un amplio y variado espectro, desde modestos municipios hasta el Gobierno de la nación, pasando por los ayuntamientos, cabildos, la Dirección General de Tráfico y, hace un par de días, hasta el señor Feijoo, representante del principal partido de la oposición.

Algo que les une a todos, salvo que se inspiren en los mismos asesores, es la guerra indiscriminada y enloquecida contra el automóvil y el derecho a la movilidad de los ciudadanos.

Ya los vehículos particulares han sido expulsados del centro urbano de ciudades y pueblos, ahora llega desde el uno de enero de 2023 la implantación de las Zonas Bajas de Emisiones (ZBE) en todas las ciudades con más de 50.000 habitantes y en aquellas de más de 20.000 con especiales índices de contaminación. Esto afecta a los vehículos sin “Etiqueta A”, o medioambiental, con motores de gasolina matriculados antes del año 2000, y de 2006 en los diésel.

Por ejemplo, atendiendo al etiquetado de la DGT, Canarias será de las regiones más afectadas, ya que tenemos grandes poblaciones con el mayor porcentaje de coches sin etiqueta: Santa Cruz de Tenerife (44,1%), Arrecife (43,7%), San Cristóbal de La Laguna 43,4%) y Arona 41,7 por ciento.

Para este problema, la “gran solución” es la que sugiere al Gobierno el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo, armado de una katana y un lanzallamas propone retirar de la circulación los coches con más de 10, 12, 13, 14 y 15 años, apoyándose en una especie de Plan Renove, y no solo para los vehículos eléctricos, ya que reconoce la insuficiencia de estructuras de recarga, sino vehículos de combustión con menos impacto ecológico.

El señor Feijoo debe vivir en la nube reservada a los yuppies, porque no tiene otra explicación este desvarío, ignorando la asfixia económica que padecen los españoles, de los que el 64 por ciento utiliza el automóvil todos los días como solución personal de transporte o desplazamiento a los lugares de trabajo.

Pensar que el Gobierno accederá a un nuevo Plan Renove es una simple ilusión, sobre todo dada la experiencia que se tiene con las ayudas a los eléctricos, que tardan entre un año y dos en materializarse para el comprador, y que ahora mismo en la Moncloa están en vías de eliminar la subvención de 20 céntimos a los combustibles.

Por otra parte, está el descenso en la producción por falta de componentes, sobre todo los chips o semiconductores, que se traducen en cierres temporales, ERTEs, supresión de turnos, vacaciones anticipadas, etc. y que llevado a la práctica se convierte en una sustancial elevación de precios ante la ley de la oferta y la demanda.

Lo anterior proviene de un político en plena campaña, donde caben todos los disparates. Pero veamos la iniciativa de un técnico tan cualificado como Pere Navarro, director general de Tráfico, que propone eliminar los camiones de las carreteras para reducir la siniestralidad, potenciando el transporte por ferrocarril, que ahora mismo en España mueve solo el 4 por ciento del movimiento de mercancías, algo lógico dada la creciente eliminación de rutas ferroviarias, y no hace falta decir que en Canarias no tenemos trenes, aunque el Cabildo de Gran Canaria lleva unos treinta años manoseando el proyecto de un tren en el corredor sur de la isla.

En sus ensoñaciones, el ínclito Pere Navarro debe haber visto que hay derivaciones, estaciones ferroviarias y apeaderos de mercancías, en todos los pueblos y aldeas, en todos los hipermercados, y hasta en las farmacias, para así poder eliminar camiones y demás vehículos de transporte, a los que incrimina como los mayores responsables de accidentes en carretera.

El señor Navarro nada dice del lamentable estado de la red viaria, tanto de la principal, como esas carreteras secundarias en las que muchos ciudadanos se dejan la vida, además de una sangría económica derivada de las roturas ocasionadas por unos firmes destrozados.

Para preguntarnos hacía dónde va el automóvil, falta el último tema planteado por la Unión Europea, que empieza a dudar sobre la conveniencia de prohibir la venta de coches de combustión a partir del año 2035.

De hecho, el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha comentado que es necesario abordar sin “tabús” la posibilidad de que 2035 no sea la fecha definitiva para prohibir la venta de coches con motores térmicos.

Incluso se refiere al paquete legislativo que contempla la posibilidad de una cláusula de revisión en el año 2026, reflexionando sobre la destrucción de 600.000 puestos de trabajo y, por otra parte, la desmesurada producción de ciertas materias primas en la Unión Europea, ya que se necesitará 15 veces más litio hasta 2030, cuatro veces más cobalto, cuatro veces más granito y tres veces más níquel, según las apreciaciones del comisario francés en la UE.

Demasiados interrogantes que, en definitiva, ponen de manifiesto la banalización y falta de rigor con que se tratan los temas del automóvil, a nivel local, provincia, regional, nacional y europeo. Todo sea para la mayor gloria de unos políticos ensoberbecidos, y de unos funcionarios que jamás sacan sus pies de la moqueta del despacho para ponerlos en los maltratados asfaltos de la red viaria.
Página 1 de 1   
Comentarios · 2
2 · CC. 28-11-2022 08:02 h.
No acabo de entender el interés de las grandes corporaciones por convertir el automóvil en un bien de lujo, porque es lo que se busca, sin más. Los perjudicados, los de siempre. Además, es "escupiar pa riba" porque el automóvil es una de las gallinas de los huevos de oro del estado en materia de impuestos, a ver de dónde nos lo suben dentro de unos años para paliar la diferencia de ingresos. Pero bueno, gran parte de la culpa la tiene la población que ve sin pena ni gloria todas las atrocidades que hace el legislador, ni hay protesta ni se la espera. PD: El coche eléctrico es para salvar la industria automovilística, no el medioambiente.
1 · CYL1 27-11-2022 22:51 h.
La ultima página de EL MUNDO del 26 de noviembre publicaba entrevista con Dña Maria Esteban Boleas,premio mundial de ingeniería 2018,Presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear de España, entre otras muchas posiciones de alta responsabilidad en empresas. En mi modesta opinión sus criterios tienen una base más válida, sólida, creíble y demostrable sobre el cambio climatico que las del batallón de "ecolojetas" que no han aportado jamás nada positivo en su vida excepto "estudios" y "análisis" elaborados al dictado de las cuantiosas subvenciones que reciben de "Gobiernos", "Foros económicos" y hasta "Empresarios" y posiblemente hasta del negocio de las "pateras" de migrantes. Nos están metiendo a todos, fabricantes, d
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada