COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Domingo, 27 noviembre - 2022 (06:33 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Desde mi Atalaya -con mayúscula-
Año 2035, nueva era del automóvil
14 Comentarios01-07-2022  |  Juan José Alonso Prieto
Estamos a trece años del 2035, que pondrá fin a una era y el inicio de otra nueva marcada por el final de los automóviles propulsados por motores térmicos (incluidos los híbridos) en todos los países de la UE, según lo aprobado el 8 de junio en el Parlamento Europeo el pasado 8 de junio, que exige una reducción del 100% en emisiones CO2.

Una medida que también propone la exclusión de los combustibles sintéticos, basándose en que estos se encuentran aún en fase de pruebas, y obviando que son una realidad por parte de algunos fabricantes, en concreto Audi ha homologado gran parte de sus motores V6 diesel para utilizar combustible sintético, aspecto éste sobre el que existen intensos trabajos de investigación por parte de compañías petrolíferas, entre las que se encuentra la española Repsol.

Como es lógico, los fabricantes de automóviles responden con criterios empresariales, y en su mayoría planifican la reconversión de su producción a modelos eléctricos a muy corto plazo, y de hidrógeno a medio o largo plazo.

Este ataque al automóvil, como presunto culpable del cambio climático, ignorando muchas y diversas fuentes con mayores índices de contaminación, no va acompañado de una normativa que amplíe de forma suficiente las infraestructuras de carga para esa demanda de coches eléctricos, una carencia que ya se está viviendo de forma bien ostensible.

Según informa la patronal FACONAUTO en fecha 30 de junio, Alemania e Italia, dos países de fuerte producción automovilística y con unos poderosos sindicatos, han logrado que existirá “la posibilidad de matricular vehículos con motores de combustión si sus emisiones son nulas”.

Por otra parte, se permitirá la circulación de aquellos vehículos con motores térmicos que estén en uso ese año 2035. Por lo tanto el mercado de segunda mano tendrá una revalorización astronómica, especialmente en zonas que tengan déficit en puntos de recarga. Se multiplicará el segmento del recambio paralelo y de piezas usadas en centros de reciclaje, también la improvisación e ingenio en reparaciones casi imposibles, “estilo cubano”, para la supervivencia mecánica…

Por supuesto, las compañías petrolíferas y eléctricas reaccionan a las nuevas líneas de negocio con la implantación de las “electrolineras” (que aún no han llegado a Canarias) estaciones de servicio con un amplio número de puestos para recargas rápidas de vehículos eléctricos, así como la mencionada investigación de combustibles sintéticos con cero emisiones, actualmente existen algunas plantas repartidas por todo el mundo trabajando intensamente en la investigación.

En España, la compañía Repsol y su filial Petronor, han dado luz verde para la construcción de un centro de descarbonización en el Puerto de Bilbao para la generación de combustibles limpios y no contaminantes, que podría significar una revolución en el proceso de transición energética abordado por la UE.

Los combustibles sintéticos, que se pueden utilizar en cualquier vehículo actual, como automóviles, camiones o aviones, se producen únicamente a partir de hidrógeno renovable y CO2 retirado de la atmósfera, como materias primas. Tanto el proceso de producción, como el posterior de utilización, se traduce en cero emisiones netas, lo que es imprescindible para la consecución del objetivo de neutralidad climática planteado por la Unión Europea para el año 2050.

El nuevo futuro plantea diversos interrogantes, uno de los más importantes es el de las baterías para los coches eléctricos, por una parte si la industria del litio tendrá suficiente capacidad de producción de baterías. De hecho ya se ha iniciado la guerra comercial para las materias primas que son esenciales para su fabricación: el litio, níquel y cobalto, cuyos precios se han disparado a máximos impensables hace poco tiempo.

Finalmente, se abre otra interrogante ante la duración efectiva de las baterías en los vehículos eléctricos, el precio de las nuevas de sustitución, y el sistema de reciclaje para las usadas ante el fuerte incremento del coche eléctrico que se prevé, cuya recuperación y reciclado exige tecnologías complicadas y costosas. De hecho en España no hay ninguna planta de este tipo, existe un proyecto de Endesa y Urbaser para instalar una en la provincia de León, que entraría en funcionamiento a principios del año 2024.

Este es el amplio espectro de interrogantes que, actualmente, nos plantea el nuevo futuro de la industria automovilística. Un cuestionario de preguntas, algunas sin respuesta, que se irá incrementando a medida que avance la poderosa industria del automóvil y, paralelamente, se mantenga el mantra de la lucha por su expansión desde los diversos frentes ecologistas. Será una larga historia….
Página 2 de 2   « Anteriores
Comentarios · 14
4 · critico 04-07-2022 09:54 h.
aqui mucha queja en internet pero la vida real es otra. Menos mal que no gobiernan los extremistas y el gobierno que tenemos mira por el planeta y por el bien de todos. Si no quereis ver que el petroleo se acaba y que el modelo es una ruina es problema vuestro. Toca cambiar de costumbres y si no te puedes comprar un coche, no tienes donde cargarlo etc "haber estudiao". A dia de hoy tambien hay gente que usa el transporte publico porque no tiene para coche y en otros paises es lo mas normal. Muy acosumbrados estamos a que cualquier persona pueda tener coche individual y eso es una ruina para el planeta y solo produce atascos, hay que ser mas eficiente
3 · ... 04-07-2022 07:28 h.
Gobernando para ricos. Quitamos el privilegio de las facilidades de libre circulación, que los coches sean para ricos. A usar transporte público, olvídate de hacer lo que quieres y cuando quieres. Mientras, los de arriba haciendo lo que quieren. Mientras, las baterías de los eléctricos no contaminan. Mientras, los aviones y barcos tampoco contaminan. Mientras, el resto del mundo sigue a lo suyo y europa atrás. La decadencia de occidente, no tendremos nada y seremos felices. La "buena vida" está llegando a su fin a pasos agigantados y la culpa la tenemos todos que tragamos y tragamos y parece que todo da igual. A disfrutar de lo votado.
2 · Hasta el moño 01-07-2022 23:08 h.
El parlamento europeo, en vez de preocuparse tanto de las emisiones y eso del calentamiento, tendría que meter mano muy dura a la conservación de las carreteras, que es la salud y la vida de miles y miles de seres humanos, de PERSONAS, que para los dirigentes sólo servimos como esclavos pagadores de impuestos
1 · La Cuesta de Arguijon 01-07-2022 17:40 h.
Esto es una ruina igual que la llegada del euro. El precio de los coches se multiplicará por dos o tres. Los ricos serán más ricos y pobres más pobres y los impuestos nos comerán por los pies. Los ingleses han tenido razón marchándose del mercadillo de los chupasangres.
Página 2 de 2   « Anteriores
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
AUTOMOTOR EXPERT, S.L. © Copyright 2022 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada