COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
 Síguenos en YouTube.com  RSS
Lunes, 21 mayo - 2018 (21:54 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Reflexionando, que es gerundio
¿Quién quiere cambio? ¿Quién quiere cambiar?
0 Comentarios17-01-2018  |  El Guardián del Faro
Tras una extensa y profunda lectura del contenido del excelente Informe Global sobre Automoción 2018 elaborado por KPGM, intentaremos a través del presente documento y a modo de síntesis presentar nuestras conclusiones sobre el mismo.

La Redes Oficiales de Concesionarios de Marcas ya están jugando y jugarán un muy importante papel en el extenso ciclo de transformación que está atravesando el sector del automóvil, pero la supervivencia, a su modalidad y enfoque empresarial actual casi se le podría establecer, con una cierta visión de futuro a medio plazo, una fecha de caducidad.

• Los 1.000 ejecutivos de los principales fabricantes, encuestados por KPGM en su informe 2018, llegan a un consenso casi pleno al situar esa fecha de caducidad se en el entorno del año 2025.

• Casi un 60% de esos 1.000 ejecutivos manifiestan en su visión de futuro que en los próximos 8 años, (periodo 2018/2025) se podría producir el cierre empresarial de entre el 30% y el 50% de los actuales Concesionarios.

• A modo de alternativa, para las concesiones “supervivientes”, manifiestan su opinión en el sentido de que tendrán que experimentar una radical transformación de sus servicios, Dichos ejecutivos llegan a establecer como posible línea de continuidad de actividad empresarial su dedicación a la comercialización de VEHICULO USADOS en el área de comercialización de vehículos y la profundización y especialización en el SERVICIO, tanto en la Postventa propiamente dicha como a toda la gama de servicios complementarios que el cliente futuro demandará.

Los criterios argumentales utilizados en el informe se basan en los siguientes hechos, circunstancias o proyecciones previsionales;

• El perfil del cliente será muy diferente; su decisión de compra se basará en la selección de la “plataforma”: vehículo + servicio + contenido que considere más adecuada a sus intereses. Es decir, operaciones de venta con enorme complejidad que dificultarán el manejo de ese “ecosistema” a la redes actuales de concesionarios.
• La constante tendencia al alza en su decisión de compra, vía internet.

• Los datos del cliente y la ciberseguridad de los mismos serán una cuestión de vital importancia en las decisiones de compra. La gran mayoría de ejecutivos de marca encuestados han manifestado que esta cuestión constituirá el “cuore business” de los negocios de automoción en el futuro.

• El recurso, previsiblemente, también con tendencia al crecimiento constante, de la modalidad de car- sharing, dando lugar a un nuevo criterio de “movilidad”, especialmente en la megaciudades (que superen los 500.000 habitantes). Un porcentaje elevado de clientes ya muestran su disposición a compartir vehículo (55% de los encuestados).
• La intención y casi decisión de las Marcas y fabricantes por acceder de forma directa, hasta apropiarse de esas vías de comercialización. Centrarán su estrategia de actuación en las grandes flotas a proveedores de servicios de modalidad, algunos ya establecidos (Uber, Cabify, Car2go...... y otros que continuarán apareciendo, algunos inclusive con vinculación subordinada a los propios fabricantes-Marcas).

• La entrada estratégica de las marcas en el concepto de vehículo y servicios postventa “low cost” para entrar en competición directa y total con todos los actores del “nuevo escenario” (venta on line, Empresas de Car sharing, Redes comerciales actuales, ..........), El Grupo PSA, anticipándose al tiempo, ya ha creado su propia empresa en tal sentido “Cardayz”-

• El cúmulo de circunstancias reseñado generará situaciones conflictivas entre concesionarios y fabricantes, (que han comenzado a detectarse) ya que éstos, casi seguro, no aceptarán perder su acceso a la relación directa con los clientes.
Todo ello viene a decirnos que podrán coexistir varias modalidades/tipos de venta a los clientes.

Constituirá un muy duro reto para las concesiones actuales hallar la forma y/o manera, en el ámbito de esas megaciudades, de imbricar y adecuar su actividad empresarial, con carácter global, a los nuevos servicios demandados por el mercado y los clientes del futuro, así como para gestionar eficaz y eficientemente los nuevos modelos de negocio dimanantes de la evolución/revolución o disrupción que se nos avecina.

Para no quedar obsoletos, los puntos de venta actuales necesitarán una “optimización” que incluya una mejora de calidad, de la experiencia del cliente o del tiempo de respuesta, entre otras medidas. Y todo ello mediante servicios digitales a largo plazo como la creación de una plataforma minorista completamente nueva donde los clientes puedan "disponer de su propia identificación individual. Sin duda, esto requerirá estructuras completamente nuevas, canales de venta, puntos de contacto con el cliente y modos de pensar renovados".

Creemos que aún queda un cierto periodo para el análisis de ese cambiante entorno, para el estudio y planificación de las estrategias empresariales a utilizar y que nos garanticen el éxito. Afrontamos, por lo tanto, un periodo de incertidumbres para el cual debemos prepararnos a fondo, tenemos algunos años (aunque no muchos) para esa adecuación.

Coincidimos con los ejecutivos encuestados por KPGM en su Informe Global respecto a la imperiosa necesidad de mejorar la ratio del beneficio empresarial de las concesiones actuales, pasándolos del 1,4% s/cifra de negocio al cierre del pasado ejercicio 2017 (inferior al 1,7% de 2016) a un BAI en el entorno del 3% anual, como base de seguridad para afrontar el reto y triunfar.

En cuanto al entorno del sector, en el área de la fabricación, el Informe Global de KPGM 2018 confirma que en Europa occidental disminuirá de forma muy importante, hasta llegar a representar en 2030 apenas el 5% del total de la producción actual en la citada región.

Confirma, el citado informe, el reforzamiento de la posición de las empresas tecnológicas frente al resto de forma muy significativa. Ello conllevará, según el informe, a que se establezcan obligatoriamente líneas de colaboración entre los fabricantes y las tecnológicas, como fórmula de “colapsar” dicha tendencia preponderante de las empresas tecnológicas y poder mantener el control y el liderazgo por parte de los fabricantes. Se sienten obligados a ello dado que la tecnología será un factor casi determinante en la decisión de compra de los compradores de vehículos en detrimento de otro factor, hasta ahora relevante, como es el de las prestaciones.

El 85% de los ejecutivos y tres de cada cuatro compradores encuestados asegura que la seguridad cibernética y de los datos será indispensable para adquirir un coche en el futuro.

Otros de los puntos interesantes del informe se referencia al muy lento despertar del coche eléctrico. La producción mundial de automóviles se estima podría situarse en 100 millones de unidades en todo el mundo, aunque no se concreta la fecha, se considera que no más del 2% serán eléctricos.

Una mayoría relativa (54%) de los ejecutivos encuestados opina que obedece a la carencia de infraestructuras y en los sistemas de recarga. La tecnología híbrida, o inclusive los motores de combustión clásicos, son los de preferencia para los consumidores.

Los ejecutivos de las empresas fabricantes encuestados, contrarios a las preferencias de los consumidores, se manifiestan en el siguiente sentido:

1) 72% hacia híbridos puros o enchufables.
2) 69% eléctricos
3) 67% pila de combustible

Las marcas manifiestan su apuesta por el eléctrico afrontando elevadas inversiones en tal sentido, para conseguir una batería con mayor autonomía. Sin duda, en el vehículo eléctrico habrá “vencedores y vencidos” entre todos lo “actores”. Se señala a las marcas BMW y Tesla como las que liderarán el mercado en 2025.

De los consumidores, a nivel global de los encuestados -en 42 países– apenas un 13% manifiesta su intencionalidad de adquirir un vehículo 100% eléctrico en los próximos cinco años, frente a más de un 50% de consumidores, fuera de USA, que muestran su intención de compra de un vehículo híbrido.

El reto y las dificultades están servidas, ahora cada empresario debe obtener sus propias conclusiones y, en base a ellas, asumir y adoptar su posicionamiento y plan de actuación ante ese ya inmediato futuro.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre: 
  
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2018 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Entrada