COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
Recibir Newsletters  Síguenos en YouTube.com  RSS
Jueves, 23 noviembre - 2017 (14:56 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
Toyota Yaris: en su grado exacto de madurez
Nuevo Yaris se presenta como una evolución de la tercera generación lanzada en 2012, si bien es cierto que tras ser sometido a un replanteamiento por el centro de desarrollo en Europa ha adoptado una personalidad y tacto muy bien recibidos.
0 ComentariosEnviarImprimir05-09-2017  |  Aythami Alonso / Fotografía: Micael Löfgren
AMPLIAR
Los gustos y nivel de exigencia del conductor europeo son diferentes y superior al resto de mercados, por lo que supone todo un reto para las marcas niponas alcanzar el éxito en el Viejo Continente, algo que podría parecer sencillo, pues bastaría con aplicar la receta europea para seducir a los usuarios, pero la realidad demuestra que las varitas mágicas solo existen en los cuentos de hadas.

A nivel estético, el nuevo Yaris resulta menos volátil, más rotundo en sus rasgos y con una apariencia que le hace parecer más asentado sobre el asfalto, sensación que tiene como origen la inspiración proveniente de un catamarán, pues tanto del paragolpes frontal como del posterior parecen emerger sendos patines que caracterizan a este tipo de embarcación, a lo que se suma el diseño simplificado alrededor del anagrama de Toyota en la calandra, la cual incorpora nuevos recursos que contribuyen a la imagen más osada del Yaris, en la que destacan los faros antiniebla integrados en un hueco más tridimensional, cuyo inserto cromado vertical se asemeja a una lágrima cayendo de los grupos ópticos principales.

De perfil, el utilitario nipón resulta más dinámico visualmente, percepción a la que contribuyen la estilización de los grupos ópticos anteriores y posteriores, además de la silueta del portón y la presencia de una moldura cromada en los bajos de puertas que le confieren un toque deportivo, incluso a la carrocería de cinco puertas.

Habitáculo retocado
Nada más adentrarnos en el Yaris 2017 recibimos una nueva onda en la que destacan los conductos de ventilación tipo hélice que emergen a ambos lados del tablero, además de un nuevo cuadro de instrumentos compuesto por dos esferas analógicas efecto prismático para velocímetro y tacómetro, en medio de las cuales se ubica la principal incorporación del modelo 2017, como es una pantalla TFT de 4.2” sobre la que se reproducen infinidad de parámetros seleccionables por medio de la botonería derecha del volante, casi los mismos que aparecen en el display principal de 7” del sistema Toyota Touch 2 encastrado en el área central del salpicadero.

Entre estos datos destaca el ordenador de a bordo, que indica consumos medios e instantáneos, así como el reconocimiento de señales, encargado de reflejar la prohibición de adelantar y el límite de velocidad, adoptando un disco de color rojo cuando hemos rebasado este límite.

Resulta elogiable el esfuerzo realizado por Toyota para dotar de altos estándares de seguridad a sus modelos, incluyendo este utilitario del segmento B, que desde la versión de acceso (Step) incorpora el sistema ‘Safety Sense’ como equipo de serie, cuyo cometido es evitar, o en la medida de lo posible mitigar las consecuencias en caso de colisión, para lo cual se incluye Sistema de Seguridad Precolisión con Frenado de Emergencia, Control Inteligente de Luces de Carretera, Avisador de Cambio Involuntario de Carril y el ya comentado Reconocimiento de Señales de Tráfico.

A nivel de habitabilidad, el Yaris 2017 no sufre variaciones respecto a la versión anterior, destacando un detalle muy valorable como es que el suelo en la cabina posterior es totalmente plano, lo cual favorece el confort de los pasajeros traseros, que igualmente disfrutan de unos buenos valores de espacio para las rodillas y espacio para la cabeza. La capacidad del maletero es de 286 litros, justo en la media del segmento B.

Tacto de conducción europeo
Como mejora principal en la dinámica del nuevo Yaris sobresale la calibración más firme de dirección y suspensión, lo cual se traduce en una mayor sensación de control, proveniente de una capacidad de guiado más precisa y una pisada más firme, justamente lo que solicitan los conductores europeos, más expertos y exigentes con la parte ciclo.
Además, los responsables de chasis han logrado atenuar la rumorosidad interior, transmitiendo la sensación de encontrarnos al volante de un vehículo de mayor empaque.

Motor 1.5-111 CV
La principal incorporación mecánica del nuevo Yaris es el motor 1.5, sustituto del 1.33 anterior, cuyo incremento de cilindrada se traduce en un extra de 12 CV, hasta los 111, potencia que permite realizar desplazamientos fuera de la ciudad con cinco pasajeros bajo plenas garantías de brío y agilidad para salvar nuestra orografía.

Este nuevo propulsor pertenece la familia ESTEC (Economy with Superior Thermal Efficient Combustion), pues su eficiencia térmica alcanza un 38,5%, de las más altas de la industria, lo cual permite a Toyota anunciar una cifra de consumo de 5 litros/100 km (Yaris Chic), que en condiciones reales se elevan hasta los 5,6 litros, según nuestras mediciones.

Su relación de compresión se sitúa en 13.5, lo que combinado con el sistema de distribución variable VVT-iE, le permite alternar entre el ciclo Otto y Atkinson en una fracción de segundo, optimizando la elasticidad en entrega de potencia y eficiencia de consumo, la cual cumple con la futura norma de emisiones Euro 6c. Como remate final, se ha dotado de refrigeración líquida al sistema de recirculación de gases de escape EGR y al propio colector de escape, lo cual permite la reducción de la temperatura de los gases de salida sin necesidad de incrementar la cantidad de gasolina inyectada en los cilindros.

El complemento perfecto a esta unidad propulsora es el cambio manual de seis marchas, combinación presente en la unidad de pruebas cedida por Toyota Canarias para este test, cuya suavidad de manejo y escalonamiento de las relaciones se convierten en el aliado perfecto para una conducción deportiva.

Con 175 km/h de velocidad punta, el salto entre marchas queda muy cerca, especialmente entre 2ª-3ª y 3ª-4ª, que son las más utilizadas habitualmente, a lo que se suma un pedal de embrague de accionamiento muy suave, lo cual confluye en una espléndida agradabilidad de conducción. Los usuarios más prácticos pueden optar por un cambio automático de variador continuo.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre:    E-mail: 
  
  • Para que un comentario sea publicado, deberá validarse con el correo eléctronico del usuario, que será verificado por el administrador.
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Recomendar Web   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2017 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia