COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR
Publicidad
Motor 2000
Recibir Newsletters  Síguenos en YouTube.com  RSS
Viernes, 22 septiembre - 2017 (00:03 h.)
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter
VIII Rallye Ciudad de Telde
Carlos Alonso-Lamberti estrena triunfalmente el Opel Ascona 400
La octava edición del rallye teldense sufría una inusual pérdida de participantes, 55 frente a los 74 del anterior año, con significativas ausencias y seis bajas entre los inscritos, como más importantes las dos unidades Honda Civic de Alcorde Honda que debían pilotar Diego Suárez y su hermano Manuel.
0 ComentariosEnviarImprimir12-06-1983  |  Juan J. Alonso
AMPLIAR
El gran atractivo radicaba en el estreno del espectacular Opel Ascona 400 que presentaba Carlos Alonso-Lamberti en los días previos al rallye. Se trataba de un coche oficial de Opel-Italia preparado por Claudio Conrero con potencia de 264 CV y que había sido oficial en manos de Tony Fassina. Un coche no solo de magnífica estampa, sino también de eficaz rendimiento, como lo demuestra el hecho de que se anotase el scratch en ocho de los nueve tramos disputados.

Unos tramos cortos, como era costumbre en la época: “Cuatro Puertas” 4,1 km; “Temisas” 5,0 km; “Las Breñas-Los Picos” 4,5 km y “La Atalaya” 5,3 km. Se suspendieron las dos pasadas por los 2,7 km de “El Sabinal”.

En base a ello, los 37 segundos que endosaba Lamberti a Santi Álvarez y su Renault 5 Turbo eran una diferencia notable, bien es cierto que Álvarez se mostraba irregular en sus prestaciones.

Manuel Rodríguez “El Vaquero” podía haber optado al segundo puesto de no haber perdido una rueda del Opel Ascona 2.0 en pleno tramo, suponiéndole una pérdida de cuatro minutos, más dos minutos de penalización. El relevo familiar lo tomaba su hermano Tomás, que con el Talbot Sunbeam Lotus recién adquirido a Miguel Ángel Domínguez se adueñaba de la tercera plaza en una carrera de adaptación a su nuevo vehículo.

Tomás González marcaba unos tiempos excepcionales con su Toyota Starlet, mezclándose entre los “grandes”, pero incomprensiblemente se saltaba el control horario previo al tramo de “El Sabinal”, quizá pensando (erróneamente) que si estaba suspendido el tramo también ocurría lo mismo con el control, lo que suponía su exclusión automática.

Haciendo gala de una conducción tan arriesgada como espectacular, José María Ponce llevaba hasta el cuarto puesto el Volkswagen Golf GTI, Grupo N, oficial de Domingo Alonso, haciendo inútiles los esfuerzos de Manuel Acosta por no quedar descolgado a base de apretar en las bajadas con el pequeño Toyota Starlet.

Muy disputada la sexta plaza entre Juan Miguel Sánchez (Opel Ascona 2.0) y Pacuco Sosa (Seat 124/1800) hasta el punto de terminar en este orden separados por solo tres segundos, siendo muchos más los que perdía el aruquense Juan Miguel en un trompo múltiple en la bajada de Los Picos. Mucha igualdad también entre sus seguidores, los teldenses Paco Naranjo (Audi Coupé GT 5E) y Antonio Guerra con Volkswagen Golf GTI, cuyo margen final fue de solo cuatro segundos. Guerra estrenaba aquí el Golf GTI de Grupo N sustituyendo a su anterior y popular Toyota Celica GT. Cerrando el top 10, José Manuel Ucha, a su vez tercero de Grupo N con Volkswagen Golf GTI.

Entre los vehículos pequeños o modestos, hay que destacar las muy notables actuaciones que protagonizaron, entre otros, José Falcón con Fiat 127; Luciano Navarro (Daihatsu Charade), Juan Hernández (Seat Panda) y el seminovel José Antonio Andino con Toyota Starlet.

En otro orden de cosas hay que destacar dos acciones opuestas: una, de carácter criminal, las piedras que algunos gamberros colocaban un curvas estratégicas de “Las Breñas” y “La Atalaya”, en este tramo afectando a Urbano Bernal, que no pudo sortearlas, sufriendo rotura de una llanta y suspensión delantera, frustrando el gran rallye que llevaba el rápido piloto lanzaroteño. Segunda cuestión, el gesto deportivo de José Víctor Rodríguez y su copiloto Luciano Reyes, que con su Mazda 626 hubiesen terminado séptimos de la general, pero que al ver fuera de la carretera en un tramo de enlace al Opel Kadett GT/E de Francisco Ortega-Miguel Rodríguez, se pararon a auxiliarles e incluso remolcarlos hasta el asfalto, lo que suponía dañar el embrague del Mazda, acompañado de una fuerte penalización. Sin duda un hecho infrecuente y que no se ve todos los días.
Página 1 de 1   
Comentarios · 0
Página 1 de 1   
Su comentario: Normas de Uso

Nombre:    E-mail: 
  
  • Para que un comentario sea publicado, deberá validarse con el correo eléctronico del usuario, que será verificado por el administrador.
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Motor2000.net.
  • No se permiten comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Motor2000.net se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere fuera de lugar o inadecuados, sin previo aviso.
  • El envío del comentario supone la aceptación de la Política de Privacidad.
» No pueden realizarse más Comentarios. Gracias por su visita.
Contactar   |   Recomendar Web   |   Añadir a Favoritos   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal
Ediciones Especializadas del Motor, S.L. © Copyright 2017 - Todos los derechos reservados
Cerrar
Imagen de la Noticia